Nadie podía imaginar, el 6 de junio de 2021 cuando Simon Porte Jacquemus anunció su compromiso con Marco Maestri, que un año y pico después seríamos testigos de una de las bodas más bonitas que hubiéramos podido imaginar.

Era el momento más esperado desde que en 2018 Simon y Marco se hicieran novios. Una de las parejas más cool dentro del mundillo moda, prescriptores de estilo de vida sin saberlo (o sabiéndolo), ejemplo para todos aquellos que abrazaran el minimalismo y el monocromatismo como religión, un dúo con clase y estilo tan desenfadado y natural al que nos ha costado resistirnos, dándose el ‘sí, quiero’ para alboroto no solo del pueblo francés de Charleval (de donde proviene la familia de Jacquemus), sino de todos los curiosos que pendientes estábamos de no perdernos ni un solo vídeo o fotografía que a alguien se le ocurriera publicar.

Una larga jornada en la Provenza francesa más pictórica y bucólica como escenario de una boda teñida de blanco o negro (así se les había pedido a los invitados) y en la que no faltó emotividad, gracias al recuerdo constante de la madre fallecida del diseñador francés que quedó huérfano en la adolescencia.

Una ceremonia civil en el ayuntamiento de la localidad perteneciente al departamento de Bocas del Ródano y que proseguía en el Château de Bonneval donde se ponía broche final a un día de ensueño y punto y seguido a una vida conjunta que, a jurar por las imágenes vistas, seguirá siendo un verdadero cuento de hados… o de hadas, nos da lo mismo. ¡Bravo, les gars!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.