Keanu Reeves fue una de las presencias más deseadas de cualquier alfombra roja de los 90. Su imagen de chico bueno pero de corazón canalla y esos rasgos libaneses que le hacían tan exótico en la gran pantalla hicieron que muchos nos lanzáramos a las salas oscuras (al cine, no malpiensen) para bebernos todos sus películas por muy malas que fueran. Pero si hay una con la que siempre le relacionaremos (por buena y entretenida) es la ya mítica The Matrix (1999) y sus siguientes, The Matrix Reloaded (2003) y The Matrix Revolutions (2003). Una trilogía que parece aumentará con una nueva tuerca de las hermanas Wachowski.

Y es que según Chad Stahelski, director de la tercera película de la trilogía de John Wick (que también protagoniza Keanu), una cuarta película estaría a punto de rodarse y con las Wachowskis detrás del proyecto. Una vuelta, 20 años después, a la película que nos hizo soñar en el submundo de la cultura más digital del siglo XXI a golpe de metraje tecnofuturístico que estábamos esperando como buenos adeptos a las secuelas.

Un proyecto que, esperemos consiga superar con bien de millones, el batacazo de taquilla que supuso Revolutions y con la que Reeves consiga poner ese broche de oro a esta saga que ha recaudado más de 104 millones de entradas solo en EEUU y a su papel de Neo, uno de los más influyentes del cine de ciencia ficción del siglo XX. ¿Preparados para seguir al conejo blanco, de nuevo?

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *