Por eso te ayudamos a conseguirlas, si es que por la gracia divina o por genética no las luces todavía.

La moda de los superhéroes ha provocado que desde que Chris Evans resurgía de aquella cápsula, en Captain America: The First Avenger, mostrando un imponente pechote, los gimnasios se hayan llenado de deportistas obsesionados con desarrollar el pecho que Dios les dio hasta acabar encharcando la camiseta.

Largas sesiones de entreno en los que entregarse al press de banca con barra, como ejercicio estrella, se convierte en toda una obligación siempre y cuando no te dejes los hombros en el esfuerzo. ¿Nos permites unos consejos?

FLEXIONES, LO PRIMERO

Antes de ponerte a levantar kilos, como si fueras un poseso, ponte a hacer tandas de flexiones para activar las articulaciones y hacer que la sangre comience a bombear al músculo. 4 series de 10 repeticiones estarán bien para empezar.

CUIDA LOS TIEMPOS

Hacer los ejercicios como si tuvieras que ir a apagar un fuego no hará que consigas los resultados que deseas. Será mejor que en tus series en el press de banca aminores el ritmo y hagas de las bajadas un movimiento más lento, más intenso. A la larga el aumento de volumen de tu pectoral será la prueba que nos dé la razón.

CODOS ADENTRO

Nada de abrir los codos cuando hagas el press de banca. Mantener un ángulo de 45 grados (en relación al torso) es la clave para potenciar aún más el ejercicio y proteger tus hombros de posibles lesiones que den al traste con tu ‘operación pechote’. Si Ryan Reynolds, Josh Brolin, Aaron Taylor-Johnson, Michael B. Jordan o Chris Hemsworth lo saben, tú no vas a ser menos.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *