Si le pasáramos estas fotos a nuestra gran amiga La Drama Queen (te amamos), fijo que suspiraría aquello su ya mítico «¡Uf, Samur!», y es que la última colección de Kvrt Stvff no es para menos. Una colección de aire retro, que no pasa de moda, y con la que pasar del mood pasivo al más activo, en función de nuestras capacidades para la fantasía.

Cuanto más rápida va la obligación de tener que seguir cada una de las distintas tendencias, más ganas nos entran de tomárnoslo con la mayor de las tranquilidades. Una manera de ver la vida pasar, como diría Alaska, que compartimos con la firma barcelonesa Kvrt Stvff, que vuelve a dejarnos rendidos a sus pies, a una colección de básicos de los que nos es muy complicado prescindir.

Así, Performance llega a nuestro cajón de ropa íntima y/o deportiva como una línea de lo más atractiva y funcional para lucir en la intimidad o en nuestros entrenamientos diarios. Un nuevo acierto del Kvrt Studio, que sabe cómo combinar las dos versiones favoritas del hombre moderno, el hombre actual, para el que sentirse sexy siempre es un buen plan. Una colección basada en el pasado, pero con la mirada puesta en las necesidades del ahora, que no se rinde a hashtags caprichosos, pero se lo apuesta todo al minimalismo como mejor opción.

Una línea de lo más simple, pero sofisticada, que valiéndose de imágenes del archivo Kvrt Stvff despierta nuestra necesidad de tener que llevarla puesta para nuestro más íntimo disfrute, y el disfrute de aquellos que se pongan tontorrones solo con vernos. Tejidos técnicos de inmejorables calidades, provenientes del reciclado más sostenible, que apuestan por el termosellado como secreto de una prenda que vale todo nuestro interés. Una Performance con la que se cierra el círculo de aquella colección de 2019, que nos dejó tan buen sabor de boca, y con la que resaltamos esos atributos que por genética o por el gimnasio podemos lucir con tanto orgullo y seguridad. ¡Bravo!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *