Pocas veces se ha valorado lo que hacemos en España como debíamos estar valorando en estos momentos. Si algo debíamos aprender con esta pandemia, ya que a ser empático con el prójimo nos está costando, es a creer en los grande talentos que hay en nuestro país, indistintamente de la disciplina a la que se dediquen. En moda, por ejemplo, nos encontramos con un vasco que no llega a la treintena que tiene mucho que decir. ¿Te suena Eñaut?

De nacimiento vasco (Guipúzcoa, 1993) pero establecido en Barcelona, a Eñaut Barruetabeña el gustillo por romper estereotipos le picó muy pronto. ¿Para qué sirven sino para limitarnos? De ahí, que con la mayoría de edad se lanzara a crear, crear y crear diseños que rompieran con cualquier norma masculina en el vestir para lanzarse de lleno a un tipo de “costura sin géneros”, quizá inspirado por su pasión por la arquitectura.

Este interés por desmontar patrones y su interés por apostar, también, por prendas realizadas con materiales sostenibles le permitieron crear su primera colección en 2018 y presentarse al concurso Rec.0/080 Barcelona Fashion, que le llevaría a conseguir un punto de venta y asegurarse un merecido hueco sobre la pasarela catalana al año siguiente. Un 2019 que confirmaba que había llegado para quedarse no solo por el aplauso de crítica y público sino también al recibir el premio a la Mejor Colección de Diseño Emergente de 080 Barcelona Fashion 2019.

Con 15.000 eurillos en el bolsillo y cada vez más ilusión y ganas por demostrar que sentirse hombre poco tiene que ver con lo que lleves puesto, Eñaut se ha empeñado en mantener una carrera alejada de la ‘fast fashion’ pues nada tiene que ver con la filosofía de este diseñador que también daría sus primeros pasos, como muchos otros, en Inditex.

Desde su estudio, el vasco sigue experimentando con algodón orgánico, con un cuero creado a partir plantas y poliéster reciclado y sistemas de producción que tengan un menor impacto en la naturaleza pues hay que recordar que tras el petróleo, la industria de la moda es la siguiente que más contamina. Por eso, al ver su próxima colección para el otoño/invierno llamada 4% jogging (manera inglesa para referirse a la deforestación), descubrimos como el juego de contrastes entre los tonos verdes y tierra frente al negro y demás tonos oscuros saca a relucir el sistemático contraste entre la abundancia y la destrucción.

Una marca para ese hombre que más allá de vestir de marca está de acuerdo con el mensaje auténtico y sostenible de un diseñador empático con lo que le rodea, que quiere seguir aprendiendo, evolucionando y contribuyendo, con su gran talento, a hacer de este mundo más ecológico, más coherente, más estético.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.