En estos momentos de agitación, intranquilidad y desasosiego que nos ha tocado vivir a todos, sin excepción, Giorgio Armani sabe cómo aplacar esa negatividad a golpe de sosiego, calma y una moderación que logra convertirse en la mejor terapia.

Y es que su colección primavera/verano 2020 analiza “ese diálogo entre el hombre y la naturaleza” que al fin se produce y en el que retoman relaciones respetándose mutuamente. De este modo y con la volcánica Tenerife como incomparable marco para la sesión de fotos de Viviane Sassen, Armani vuelve a dar en el clavo con lo que el hombre más necesita en estos momentos: una vuelta a lo que verdaderamente importa.

Una campaña sin más artificios que el colorido y disposición de algunas prendas que hablan por sí solas y que lucen a la maravilla Hao Yun Xiang, Katia Andre y nuestro guapísimo tesoro patrio Pepe Barroso (hijo).

Una colección cuyas prendas acompañan al hombre en esta nueva temporada que pese a avanzar incierta corresponde a una nueva aventura que debemos afrontar. Experiencia que vivimos frente a una naturaleza que se muestra salvaje, tal y como es, y que nos permiten equilibrarnos entre la armonía y elegancia como hilo conductor de una colección hecha para ser llevada, sentida pero en ningún caso para encorsetar nuestro innato gusto por la resiliencia. Luces cálidas que acompañan a una serie de looks de lo mñas vibrante y que de chaquetas a trajes, pasando por camisas y pantalones de cortes amplios y geométricos nos regalan una de las mejores vistas de ese nuevo horizonte que nos cambiará la vida.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *