Los 58 millones de euros que se embolsó el año pasado le convirtieron en el actor mejor pagado del mundo. Ha hecho de detective, de héroe, de boxeador… y siempre cachas. Su secreto es sencillo y se basa en una sencilla premisa: fuerza de voluntad.

“Me levanto a las 3 AM para entrenar durante 2 horas, 7 días a la semana (me acuesto a las 7 PM)”. Boquiabiertos nos quedamos cuando leímos esta frase en el Instagram del actor (@markwahlberg), que tiene más de 8 millones de seguidores. Esta entrega al entrenamiento no cesa durante sus vacaciones. Lo que no sabemos es lo que hará a las 5 de la mañana, ya despierto y entrenado…

El entrenador personal de Wahlberg se llama Brian Nguyen, recientemente fichado como parte del equipo de entrenadores de la firma Under Armour. Según el trainer, el actor está lejos de ser un héroe de Hollywood. A su modo de ver, Wahlberg es un atleta de élite.

“Estoy dedicado a vivir un estilo de vida saludable y activo”, dice el actor, quien aprovecha su cuenta de Instagram para promocionar dos cosas: 1) la marca de suplementos dietéticos que creó con su socio Tom Dowd, y que le surte adecuadamente de batidos de proteínas (su preferido es de vainilla). 2) el reality The Wahlburgers, que cuenta las aventuras del negocio de comida rápida que montó con sus hermanos, entre ellos Donnie, componente de New Kids On The Block (sí, el grupo todavía existe) (sí, todavía cantan haciendo bailecitos).

Pero vamos a lo que vamos. El entrenamiento propiamente dicho. Wahlberg únicamente se centra en el entrenamiento de fuerza. No pisa una elíptica ni una bici. El único cardio es saltar a la comba. Por lo demás, se machaca con un montón de ejercicios de la vieja escuela: press banca, bíceps y tríceps con polea, pesas y kettlebell, ejercicios con la cinta TRX, flexiones y algo de boxeo.

Junto a sus batidos, sigue una dieta acorde a su musculatura, por supuesto. Pollo, filetes, algo de pasta, proteínas de suero de leche, y frutas como manzanas, plátanos, moras y arándanos. Come seis veces al día. Tres comidas principales y tres snacks.

Es cierto que la mayoría de sus papeles le exigen estar muy musculoso (en agosto empezó a entrenar para su nueva peli, Mile 22, y sigue en ello), así que ha pasado a ser parte del club de los mazas actuales, junto a The Rock o Vin Diesel.

Si quieres optar a ser un Wahlberg en el gym local de tu barrio, aquí va el consejo de su entrenador: dado que la mayor parte de la gente entrena de 3 a 6 horas por semana, porque no tiene más tiempo, Nguyen insta a enfocarse en el entrenamiento de fuerza, “aunque digan que está pasado de moda”. En fin, que nada de elíptica y venga zona de peso libre. Quizá tú no tengas la mansión de 9.000 metros cuadrados de Wahlberg en Los Ángeles, con gimnasio de lujo incorporado. Pero puedes tener su constancia.

Por si te animas, aquí te dejamos con una de sus sesiones.

Posted by:A. Campos

Con permiso del maestro Saint Laurent, la belleza que mejor sienta es la pasión, pero los cosméticos son más fáciles de comprar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *