Es de todos bien sabido que cuando la hoja comienza a caer tras el verano, nuestro pelo suele correr la misma suerte. Una creencia muy extendida entre hombres y mujeres preocupados por su imagen que hacen todo lo posible para que sus cabellos sigan en la casa y no queden nominados a su suerte. Y es que aunque la decisión ya esté tomada, tranquilo que tienes un as en la manga aunque aún no lo hayas encontrado… ¿Hablamos de Medical Hair?

Según recuentos absolutamente actualizados y computerizados, el ser humano tiene 100 mil cabellos coronando su testa. Al día, se pueden llegar a perder de 100 a 150, lo que significa que al año llegaríamos a despedirnos de casi el 40% de nuestro cabello. Pero no se alarmen, porque en muchos de los casos se van reponiendo. Dicen que tras el estío es cuando más cuero cabelludo se pierde pero en realidad es algo que solo atañe a mujeres puesto que para el hombre da igual la estación que sea que los va a perder igual y, ¡atención!, los puede recuperar… o no. Llegados a este punto, ¿has pensado ponerte en manos de un especialista?

La primera voz de alerta es cuando observamos que la caída y el picor en zonas menos pobladas es constante y el aspecto de nuestro pelo no lo salva ni un buen lavado. Buen momento para ponernos en manos de la clínica especializada en salud capilar, Medical Hair, que nos ayudará primero a determinar si nos encontramos ante un efluvio telógeno (pérdida de cabello estacional) o ante una alopecia androgenética.

Un diagnóstico que les permitirá no solo recomendarnos un buen chute de vitamina B12, ácido fólico, biotina, cistina, betacaroteno o zinc, entre otros suplementos, sino también otras opciones como son la mesoterapia o los tratamientos con Minoxidil y Finasteride (en el caso de que la cuestión no esté muy avanzada) o el microtransplante capilar pelo a pelo (el microinjerto definitivo) para casos en los que la ausencia de una cabeza bien poblada esté minando nuestra autoestima o, simplemente, que no tengamos tan claro que la tendencia del rapado o la obligada tonsura, vaya con nosotros. Aún estás a tiempo. No lo dudes y ponte en manos de los mejores. Hasta David Beckham, Jude Law y Rafa Nadal han pasado por esto…

 

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *