Puede que sea lunes, que la semana se perfile cuesta arriba, que ese crush no te haya escrito en todo el fin de semana y que, encima, estés tan constipado que no te apetezca hacer nada de nada (ni ir a votar con la que está cayendo). La depresión llama a tu puerta pidiéndote truco o trato y tú estás a punto de aceptar el 2×1. ¡Pues no, DEARs! Ese no es el mood porque si pensabas tirar la toalla y poner el marcador en tiempo muerto, el nuevo tema de las Haim hará que resurjas como ave fénix. ¡Mano de santo!

Porque si pensabas que este trío californiano se iba a quedar en aquel Little of Your Love de hace dos años, ahora vuelve para cantarle a la depresión y no con una balada para cortarse más las venas sino con un temazo que te hará saltar de la cama y sobre cualquier otro obstáculo que se interponga en tu camino.

“Trata de pasar una depresión. De no salir de casa, ese tipo de mierda. Para mis hermanas y para mí, ha habido momentos en nuestras vidas en las que nos hemos sentido estancadas en un agujero negro. Esta canción habla de esa emoción. Es una canción caótica, como mi cabeza cuando me encuentro en esta espiral. “Después de haber estado en marcha constantemente en los últimos años, no quería parar y tener que lidiar con mucha mierda. Además, ¡mis hermanas y yo cada día nos sentimos tan jodidamente afortunadas de hacer esto para ganarnos la vida! Parecía que parar y tratar con estas emociones iba a decepcionar a todo el mundo. Pero cada vez que he estado deprimida, he tenido que aceptar que necesitaba ayuda, y así empezar a salir de ello“, explica Danielle Haim, la mediana de estas hermanas.

Un temazo en toda regla que ha contado con el cineasta Paul Thomas Anderson para crear una joya de lo más estética y, como bien dice Danielle, caótica que desearás ponerte en bucle desde que comiences el día hasta que eches las cortinas. ¡Ánimo y para delante! Que si las Haim nos los dicen, quiénes somos nosotros para llevarles la contraria.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *