Y lo hace de la mano del actor Ewan McGregor. Todo un camaleón que cuelga, por el momento, su uniforme de Obi-Wan Kenobi para meterse en el impecable outfit del hombre que sacó el mejor partido a Jackie Kennedy (¿recuerdas su sombrero pillbox rosa?), del bon vivant que puso patas arriba el Studio 54: Halston.

Una vuelta a la década de los 70 y al momento en el que Roy Halston Frowick se abría paso en un efervescente Nueva York donde beberse las noches en clubs (junto a Warhol, Bianca Jagger, Liz Taylor y Liza Minelli) era casi una obligación para los modernos de la época. Una serie para Netflix que viene a sumarse a los “homenajes” que durante este año recordarán el 30 aniversario de su muerte, aunque tengamos que esperar hasta, lo más seguro, el año que viene para disfrutar de este Simply Halston que ya nos morimos por ver.

Un proyecto que trae de nuevo a Ryan Murphy a nuestras vidas, tras ‘Pose’ que revivía aquellos balls neoyorquinos ochenteros donde se reunían las trans de la época para dar rienda suelta a sus más sofisticadas y ‘The Politician’, una comedia dramática y de lo más políticamente incorrecta sobre las aspiraciones políticas de un niño rico de Santa Bárbara, y que se encontraría dentro del nada desdeñable acuerdo que firmó con la compañía distribuidora de series americana para convertirse en su director, creador, productor de cabecera durante unos años.

Una serie escrita por el guionista de The Affair, Sharr White, y dirigida por Daniel Minahan, al que recordarás por Anatomía de Gray y American Crime Story. Un proyecto al que ya se han sumado Rory Culkin (Señales) que interpretará a Joel Shumacher; Rebecca Dayan (The Neon Demon) que será Elsa Peretti; David Pittu (King Kong) que dará vida a Joe Eula; Krysta Rodriguez (Daybreak), en la piel de Liza Minnelli; Sullivan Jones (The Blacklist) como Ed Austin o Gian Franco Rodriguez (NCIS: Los Ángeles) que pondrá su cuerpo y su talento al servicio de Victor Hugo, y que provoca que programemos la cuenta atrás del móvil para que no se nos pase su estreno. ¡Ewan, nos tienes entregados a tu causa!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *