La 80ª edición de los Golden Globes dejó momentos memorables, pero si uno se llevó la palma fue el que protagonizó Ryan Murphy al recorrer su galardón.

La gala de los Golden Globes volvía a ser vista por el común de los mortales, después de las denuncias por irregularidades económicas y falta de diversidad del año pasado, y lo hizo con una de las galas más esperadas y emotivas de los últimos años. Una cita que no quisimos perdiendo y más, sabiendo que nuestro dear Ryan Murphy recibía premio seguro.

El creador de series como Nip/Tuck, Glee o American Horror Story recibía el premio Carol Burnett a toda su trayectoria y él aprovechó el foco a su persona para hacer lo que mejor sabe hacer, después de dirigir, visibilizar al colectivo LGTBIQ+. Un momento en el que no olvidó de todos aquellos los que le han apoyado durante años, los actores con los que ha trabajado y todos esos anónimos para los que ha sido de gran ayuda e inspiración para salir de sus dramas personales.

Un discurso en el que tuvieron cabida nombres como Billy Porter, Niecy Nash, Matt Bomer, Jeremy Pope (para los que tuvo un apartado muy especial) y otros tantos como Julia Roberts, Jessica Lange, Lady Gaga, Sarah Paulson, Gwyneth Paltrow, Brad Falchuk, Jamie Lee Curtis, Angela Bassett, Courtney B. Vance, Ian Brennan, Alexis Marti, Jennifer Coolidge, Richard Jenkins o Evan Peters, que también celebraba su Golden Globe por Dahmer.

El momento más emotivo, que hará que se recuerde por muchos años, fue en el que decidió hacer protagonista de una gran ovación a MJ Rodríguez, ganadora del Golden Globe por ‘Pose’ del año pasado, que al recibirlo en una gala no televisada y que no contó con invitados no pudo recibir su aplauso merecido. “Hace un año no se retransmitió la gala de los Globos de Oro, pero sí se hizo la entrega, y yo me quedé encantado al ver cómo recibía el premio la actriz protagonista de mi serie Pose. Nacida en Newark, Nueva Jersey, fue la primera persona trans en ganar este premio, y la verdad que me quedé con las ganas de ver la ovación que se merecía por ser la persona que había hecho historia, por eso la he invitado a que esté aquí, esta ovación es para ti. Dadle la ovación que se merece”. Sin palabras.

¡Enhorabuena, Ryan! ¡Qué gran hombre eres!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.