¿Creías que el icono de la música pop de los 90 solo sabía entonar?

Pues donde tampoco desentona ni una sola «pincelada» es en las 18 obras, nunca antes vistas, del cantante que puso a bailotear a toda una generación, primero con la banda Take That y, después, en solitario.

Una nueva tanda de piezas con las que Williams reflexiona sobre la salud mental y la importancia de atender las necesidades de aquellos que sufren las ansiedades, depresiones y demás trastornos que puedan hacernos colapsar en esos momentos de mayor estrés.

Una expo que, al nombre de «Confessions of a Crowded Mind», refleja cómo para Williams este tema es de vital importancia para el buen desarrollo de una vida plena en la que nos enfrentamos a problemas diarios que hay que sortear.

Una colección de obras que, a modo de terapia, nos hablan de lo necesario que es escucharnos, mimarnos, querernos y aprender a abrazar, colectivamente, cada parte de nosotros mismos, pensamientos en los que, desde la pandemia, la estrella musical ha ahondado como nuevos modos de expresión.

Una manera de sacar fuera sus pensamientos, ideas, miedos y topes mentales y compartirlos con un público que no solo quieren conocer más a su ídolo, sino también darse un buen baño de realidad, enfrentándose a esos males mentales que provocan que no lleguemos a ser nosotros mismos.

«Inaugurar mi primera exposición de arte individual en el Moco Museum de Ámsterdam ha sido una auténtica alegría. Estoy muy agradecido por la respuesta que ha tenido y me siento humilde de que mi arte haya conectado de alguna manera con gente de todo el mundo. Me siento inspirado para hacer más, así que estoy encantado de desvelar esta nueva colección de mi arte en Moco Museum Barcelona, donde confío en que anime a la gente a aceptarse a sí misma y a expresar su verdad.», explica Williams.

¿A qué esperas para pasarte por el Moco Museum Barcelona? Tienes hasta el 20 de noviembre. Que no te lo cuenten.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *