Con el puente por delante, y sin poder salir a festejar que estamos de fiesta (Semana Santa, ya sabes), sería buen momento para que saques todas tus dotes culinarias a pasear. Pero como no sabes si esas dotes son nivel usuario, nivel medio pro o nivel profesional “me voy a montar un restaurante cuando esto termine”, aquí te damos alguna idea para que comiences con un menú que a todo el mundo gusta y al que es muy complicado resistirse. ¿Te hace?

Porque no hay cocinero que se precie o cocinillas de andar por cosa que no lo suscriba, hemos pensado que en esta vuelta a la cocina, para hacer algo más que abrir la nevera y ponerte a comer, podríamos comenzar con unas opciones de lo más básico, de lo más sencillo y de lo más sabroso. Una buena toma de contacto ahora que no podemos salir a comer fuera y tampoco es de lo más recomendable pedir comida a casa (estaríamos poniendo “en peligro” a los repartidores), buen momento para ponernos a prueba y saber si valemos para mucho más que para dormir, tumbarse en el sofá y quedarnos embobados mirando por la ventana.

¿Entonces qué vamos a comer? Pues podríamos lanzarnos a la piscina con unas croquetas para picar, unos espaguetis carbonara para seguir y unas torrijas para finiquitar. ¿Cómo lo ves? Platos que no te llevarán mucho tiempo y con lo que, sin duda, alegrarás tu estómago o el de aquellos con los que estés llevando el confinamiento. ¿Tienes todos los ingredientes? ¿Sabes cómo hacerlo? Tranquilo, DEAR, aquí te damos tu hoja de ruta.

Croquetas (para hacer 20/25)

Ingredientes_
200 gr de jamón serrano o ibérico.
2 huevos (para el rebozado).
Harina.
Pan rallado.
Aceite para freír.

Para la salsa bechamel casera_
1 litro de leche.
80 gr de harina.
100 gr de mantequilla.
Sal.

¿Empezamos?

En un cazo a fuego suave incorpora la mantequilla. Cuando esté líquida, aparta el cazo del fuego y pon la harina. Mézclalo todo bien para que se forme una pasta y sin grumos de harina. A continuación, vuelve a poner el cazo en el fuego, añade medio vaso de leche y sigue mezclando. Cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas, para que no se te pegue ni se formen grumos. Fuego suave, recuerda. Añade un poco de sal y el jamón picado en taquitos pequeños. Para evitar que no te queden grumos y tenga el suficiente espesor, remueve sin parar durante 15/20 min. En el momento que veas que se ha convertido en una especie de masa que te permite ver el fondo de la sartén al moverla, estará listo.

Aparta el cazo del fuego, vierte la bechamel en una bandeja y deja enfriar tapada con papel film para que no se endurezca la parte superior. ¿Lo suyo? Esperar de un día a otro.

Una vez la masa fría, prepara un plato con pan rallado y otro hondo con los huevos batidos. Pasa cada croqueta por el huevo y después por el pan. Cuando lo tengas listo, déjalas reposar entre 30 minutos y 1 hora para conseguir que estén a temperatura ambiente y así evitar que se abran al freírlas.

Espaguetis a la carbonara (para 4 personas)

Ingredientes_
4 yemas de huevo
200g de queso pecorino o parmesano rallado
100g de bacon o panceta
Sal y pimienta negra

¿Empezamos?

En un bol, ponemos las yemas de huevo y ponemos un poco de sal. Añadimos el queso rallado y batimos hasta que nos quede una mezcla homogénea. En una sartén, a fuego fuerte y sin aceite, añadimos el bacon cortado en tiritas. Cocinamos un par de minutos a fuego fuerte hasta que quede crujiente.Retiramos el exceso de aceite de la sartén y añadimos el bacon al bol. Volvemos a mezclar.

Ahora, cocemos la pasta en abundante agua. Una vez esté al dente, la escurrimos y la ponemos junto a la salsa carbonara sin nata que habíamos preparado. Mezclamos bien hasta que la pasta absorba la salsa. El propio calor residual cocinará el huevo que nose llegará a cuajar sino quedar cremoso. ¿Crees que te ha quedado seco? Añade un poco de agua.

Torrijas

Ingredientes_
1 barra de pan del día anterior
1 litro de leche
1 rama de canela
Piel de un limón
4 cucharadas soperas de azúcar
3 huevos
Azúcar y canela para rebozar
Aceite de oliva virgen

¿Empezamos?

Cortamos el pan en rodajas que vamos colocando sobre una fuente. Batimos los huevos en un cuenco. Ponemos el pan en leche y en un cazo, vamos poniendo la leche con la rama de canela, las 4 cucharadas soperas de azúcar y la piel de un limón. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y vertemos sobre el pan. Lo dejamos unos minutos para que el pan absorba toda la leche y se empape bien.

Ponemos una sartén con aceite de oliva virgen en el fuego y cuando esté caliente, pasamos el pan por el huevo y freímos en el aceite hasta que estén doraditas. Sacamos y ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Después, aún calientes, rebozamos en una mezcla de azúcar y canela.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *