Eres un disfrutón y lo sabemos. Cuando sales a comer o a cenar no te basta con llenar el estómago, sino que también quieres hacerlo en un sitio diferente que te llene en todos los sentidos. No podemos por más que aconsejarte un paseo por Purnima, un hindú con todo lo necesario para que disfrutes como un verdadero niño chico, y foodie.

Un restaurante situado en la zona menos conocida de la comercial calle Goya, un auténtico oasis para paladares con largo recorrido en la capital y que, perteneciente al grupo Khazuria, sigue apostando por ofrecerle la misma importancia al continente como al contenido.

Una ventana abierta a esas texturas y sabores de la gastronomía de la India que, hace años, solo podía comerse en Lavapiés y que ahora ha extendido su círculo. Un Purnima desde donde el chef Delwar Mozumber refuerza su objetivo de apostar por el recetario clásico pero con giros contemporáneos de esos platos que tanto gustan de Nueva Delhi a Bombay y donde el curry y el horno tandoor son, sin duda, los mejores anfitriones.

Un restaurante que nos lo pone complicado a la hora de decidirnos entre platos como su okra (o cebolla) rebozada en harina de garbanzo, sus samosas de cordero y las gambas cocidas con especias suaves y servidas con pan crujiente para seguir con su pollo tandoori, el champiñón con patatas y especias en salsa suave, el curry de pollo con lentejas negras indias, el biriyani (plato a base de arroz basmati) preparado al horno con cordero y especias o sus nan de ajo para acompañar. ¿Postre, caballero? Pide sus gulabjam (bolitas de leche frita) o el pudding de arroz y a disfrutar.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *