Como resultado de esta pandemia (a la que queremos perder ya de vista) han sido muchos los negocios gastronómicos que han puesto todas sus fuerzas en renovarse para no dejar de llegar al comensal. El servicio delivery ha visto así cómo su demanda se ha impulsado de 0 a 100, con las mismas ganas que nosotros tenemos de salir para cerrar los bares. Una propuesta foodie para llevar a casa a la que solo le pedimos una cosa: que sea lo más casera posible. Tus deseos son órdenes. Ha llegado Cocopí.

Es normal que cuando el hambre llama a tu puerta lo primero que te viene a la cabeza es pedir pizza, hamburguesas o pollo empanao’ pero ¿qué hay de esas horas de gimnasio, descanso y cuidados beauty que, también, requieren de su apoyo alimenticio para seguir manteniendo una buena salud tanto por dentro como por fuera? No lo pienses, lo que necesitas es bajarte la app de Cocopí y hacer tu pedido de comida 100% casera.

Una plataforma de comida a domicilio que pone en valor a esa gente que prepara con gusto esos platazos que te vas a comer, apostando por verdaderos chefs, cocineros o amas y amos de casa que cocinan por puro amor a los suyos y que saben que el aditivo está de más porque lo que triunfa es la receta sin más.

Manos que preparan ricos platos recién hechos, de los que se hacen hasta un máximo de 8 raciones para preservar su estupendo sabor y que no pasan ningún proceso industrial. Cocineros verificados por Cocopí que compran los alimentos necesarios en su propio barrio (fomentando la economía circular y el producto de proximidad) para tener lista esa cocina casera para cuando te pueda el hambre y no tengas ganas o tiempo para meterte en la cocina.

Un servicio que empezó hace 4 años y que opera en Madrid, que democratiza, aún más, el sector y que te resuelve la papeleta con lo mejorcito de la cocina de barrio, la gastronomía más casera, especialidades sin hashtag que te robarán el corazón y que podrías haber preparado tú en casa si fueras cocinillas o si no fueras un vago redomao’. No pasa nada, Cocopí te va a mimar igual.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *