Era una noche combativa y/o inclusiva, una velada que cedía la total fastuosidad de ese decorado con el que se fabrican los sueños a los movimientos que desde hace unos meses vienen sacudiendo a Hollywood (y por consiguiente, al mundo entero) y que ha levantado a la plana mayor de la meca del cine contra las injusticias, el abuso (principalmente sexual y contra la mujer) y el despotismo. Al grito de Me Too y Time´s Up, la noche que ya no vestía en negro (porque con cualquier color si se lleva con elegancia y saber estar se puede luchar) actores y actrices (y demás familia cinematográfica) se unían contra el mal (Trump incluido) para pararlo de una vez por todas.

Una gala en la que la atención estaba puesta en ellas, pero en la que los hombres supieron estar a la altura de las circunstancias, demostrando que el desafío es de todos y la arbitrariedad nunca ha estado invitada a la fiesta. Un todos a una que, en nuestro caso, bueno, en el de los actores más conocidos del momento, se hizo en esmoquin y terciopelo. Tejido, este último, muy repetido entre los asistentes a la ceremonia que sin perder la sofisticación propia del instante daba réplica más que perfecta al discurso social de la noche. Aquí, nuestros favoritos (con o sin terciopelo).

Timothée Chalamet

Pocos podrían llevar un total look de traje blanco con bajos del pantalón pesqueros y botas Chelsea negras como el joven actor de Call Me By Your Name pero es que no todos son tan guapos, exquisitamente desgarbados y tienen unas facciones que seducen tanto a cámara como las de este franco-americano. Berluti le echa un cable.

Mahershala Ali

El oscarizado actor de reparto (Moonlight) del año pasado se enfrenta con matrícula al juego de tonos oscuros. Su camisa negra sin más etiqueta que llevarla abrochada, un pañuelo azul tinta atado al cuello y una impoluta americana de terciopelo verde firmada por Berluti le apuntan el 10 al marcador de estilo de la noche.

Tom Holland

La juventud va tomando el relevo sobre la alfombra roja y quién mejor para seguir con el halo a maravilloso ser que deja Chalamet que nuestro Spiderman favorito (con perdón de Tobey Maguire). El actor inglés elige un traje cruzado para darse a sí mismo más presencia y un corte slim para, además, parecer más alto. Lo-con-si-gue.

Ansel Elgort

De su buena amistad con el diseñador Tom Ford, el actor (y Dj) americano se marca un lookazo de esos que hacen que amemos el terciopelo y satén en tono oliva sin que reparemos en el tiempo que le dedicamos. Siempre efectivo.

Matthew McConaughey

Siempre ha sido nuestro ojo derecho, incluso cuando era tan delgado que había que mirarle dos veces para darse cuenta que estaba a nuestro lado pero si hay algo que no debía haber olvidado es a abrocharse el botón de la chaqueta como las normas básicas de estilo mandan. Un 4 para los más puristas y un 7,5 para nosotros que le queremos.

James Ivory

El director de cine americano desfila a sus 89 años como si los años no pasaran por él. Tiene pinta de ganador (ha ganado el Oscar a Mejor guión adaptado por Call Me By Your Name) y su camisa con la cara de Timothée estampada es un homenaje que nos enternece.

Gael García Bernal

Le perdonaremos que la camisa sobresalga de los puños de su chaqueta, el resto es perfecto, es mejicano y siempre nos ha encantado.

Armie Hammer

Un esmoquin color borgoña de terciopelo y a medida de Giorgio Armani, reloj y gemelos de Montblanc y Armie Hammer como mejor perchero. No podemos por más que arrodillarnos, besarlo, abrazarlo (y no en ese orden)…

Chadwick Boseman

El actor de Black Panter (y al que, según nos hemos enterado, Denzel Washington pagó sus estudios) y su particular clase de estilo. ¿Quién dijo que para lucir en los Oscar había que atender a pies juntillas a las estrictas normas de etiqueta? Él lo hace con una chaqueta/casaca Givenchy Haute Couture bordada y joyas de David Yurman y no podemos ponerle ni un pero.

Caleb Landry

¿Puedes pasearte por la pasarela como si hubieras salido de rehab o de un videoclip de Hedi Slimane? Pues sí, pero solo si eres el gemelo de Caleb Landry (Déjame Salir, X-Men…) y Anthony Vaccarello para Saint Laurent se encarga de vestirte.

 

Adam Rippon

El guapo patinador olímpico se planta un Moschino o/i 2018/19 y no podemos por más que aplaudir su valor, el morbazo que nos da y el buen hacer de Jeremy Scott. ¿Los arneses son la nueva etiqueta? En el Strong, seguro.

Lakeith Stanfield

Sostenibilidad en estado puro y mucho flow. Eso es lo que desprende el actor de Déjame Salir que no duda en entrar en nuestro particular ranking con este Ermenegildo Zegna Couture en seda de la línea Green Dress.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *