Es uno de los grandes diseñadores revelación del año, sus diseños se venden como rosquillas pese a su precios galácticos y las grandes marcas se lo rifan. Desde marzo es el director creativo de Louis Vuitton y ahora sorprende al personal con una nueva colección de su marca Off-White (que nadie esperaba) demasiado artística y molona como para no hacerse con ella.

Abloh es el nuevo rey Midas del panorama fashion y es que todo lo que toca, lo convierte en puro oro, en puro éxito. Y ahora es Basquiat quien vuelve a primera línea de front row de su mano. El diseñador y Dj americano recupera algunos de los trazos más reconocidos del artista del graffiti para estamparlos sobre una colección básica, funcional y que sus entregados seguidores se despacharán en poco tiempo.

Una línea, Basquiat, que siguiendo la tendencia de contar con maestros del arte pop (como Warhol o Haring) parece estar hecha a la medida de los diseños grunge de un Abloh en estado de gracia que sabe hacer converger a la perfección los dos estilos que parecen haber nacida para fundirse.

Camisetas, sudaderas, pantalones que mantienen la famosa (ya) Helvética Bold de la casa pero en paralela creatividad con esos brochazos agresivos del artista neoyorquino de origen haitiano-puertorriqueño que de Brooklyn al Bronch engatusó a una love generation protestando por medio del arte, haciendo de su lucha la liberación frente al establishment… otro tipo de establishment frente al que Abloh también muestra disconformidad cargado de trazos Basquiat sobre Off-White. Bien por él.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *