Si fumar era un placer, para Sara, comer lo es para nosotros. No hay cosa que más nos llene, no sean malos, que sentarnos a la mesa para disfrutar comiendo. Un placer absoluto que, de dejarse caer por No Drama, nos llena en alma, tripa y corazón, como para decirle que no.

Ponemos rumbo a Chamberí para sentarnos a la mesa del chef Pablo Fernández que, apostando por una cocina cambiante cada trimestre, nos invita a emocionarnos con un menú degustación basado en las verduras y el pescado como únicas participantes. Una propuesta que, al nombre de ‘Pescatarian’, nos permite desfilar entre sabores patrios, británicos y franceses y texturas y técnicas asiáticas y nikkei, embobándonos durante el transcurso.

Una fusión, que hasta el final del verano se servirá en este local minimalista con toque exótico, que hace que no solo nuestra boquita eche a volar ya sea con su menú corto o el largo. ¿A qué nos enfrentaremos? Pues a platos como sus espárragos blancos de Navarra con salsa holandesa de kimchi japonés y huevo de codorniz con espelette, la ortiguilla frita en gel de cítricos thailandeses, el pad thai de setas enoki y gamba roja de Huelva, sus tomates de temporada con sorbete de tomate Datterino y bottaga, su socarrat valenciano con vieiras, el huevo pochado con verduras de estación ahumadas y vinagreta de queso Pecorino y Merlot, su sashimi de lubina salvaje con ponzu picante de shiso o al lenguado al curry de algas con guisantes lágrima del Maresme y ajetes que te harán entregarte a la sobremesa sin ningún drama gracia a las mezclas del bartender Dario Serra y su buen hacer entre líquidos.

Fotos: Emma Gherman

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *