La propuestas repletas de intensidad cromática de Russell Whitehead & Jordam Cluroe2LG Studio respiran frescura y vitalidad. El nuevo paradigma del gusto es una pareja de creativos que rozan la cuarentena, y que ha conseguido posicionarse dentro del establishment decorativo inglés como referente, cuando hablamos de la mezcla perfecta de color y geometría.

La historia profesional de este dúo surgió en torno al humor. Ambos eran actores semiprofesionales cuando se conocieron en Londres con una pinta de cerveza, y pronto decidieron abandonar las tablas para montar una empresa basada en el buen gusto y la estética del color. La idea comenzó siendo una aventura con pocas pretensiones y ciertas dudas operativas, pero su buena proyección y la calidad de sus primeros trabajos les demostró que estaban situados en el mejor puesto de salida para emprender un nuevo camino laboral. Su estudio, que se esconde detrás de las siglas 2LG, también contiene una pincelada de ese humor. Se corresponde con las siglas del código de distrito de su dirección de correo postal, y que ellos transformaron en 2 Love Gays. Toda una declaración de intenciones que les definía perfectamente como pareja creativa. Para mayor gloria, Russell y Jordan se casaron poco después de iniciar este nuevo periplo profesional, y la situación recibía los parabienes de familiares y amigos.

¿ Y cómo se articula una nueva empresa de interiorismo en el saturado mercado para hacerse con un hueco que les permita subsistir y, en su caso, triunfar? Con una gran iniciativa, muchas ganas y una dedicación casi exclusiva. «Nos encantan la moda y el teatro, y creímos que este hecho jugaba a nuestro favor para comenzar a probar suerte en el interiorismo. Además, teníamos muy claro que nuestras historias estilísticas y puesta en escena debían transmitir y contar una historia, y descubrir a las personas que iban a vivir en esos espacios. Había que preocuparse, por encima de todo, de las necesidades elementales de nuestros clientes, y teníamos que comprender sus preferencias personales. Solo entonces podremos crear un escenario perfecto para ellos. Se trata de capturar elementos de la personalidad, el sentido de pareja, la esencia de una familia. Además, ambos nos formamos como actores y trabajamos en teatro y televisión, por lo que terminar siendo diseñadores tampoco era tan disparatado. Para más inri, como personas queer, siempre buscamos en la creatividad formas de expresarnos», asegura la pareja desde su estudio londinense.

Puntos capitales de 2 Lovely Gays • El color es lo primero en su paleta de propuestas. Lo segundo, los materiales. «Nos encanta desarrollar una paleta lúdica con capas de textura y nuevos materiales interesantes. A menudo, una elección de suelo puedo unificar elementos de color más
dispares.»
• El minimalismo también tiene un sitio. «Nos encanta, y a menudo lo utilizamos, con tonos neutros como notas de fondo, sobre todo en los colores de las paredes. Describimos nuestro trabajo como un
minimalismo alegre.»
• La luz también juega un papel muy importante en su trabajo. «Queremos jugar con las texturas mates y brillantes dentro de los espacios, para que el ojo se mueva por el espacio y se cree una atmósfera.»

Pasado teatral y escénico

Su método de trabajo hace especial hincapié en facilitar la vida a los propietarios o futuros habitantes de sus proyectos. Unos espacios en los que la arquitectura no delimita de una manera obvia el tipo de distribución de los metros del piso o apartamento. «Lo importantepara nosotros empieza por intentar ser audaces y sorprender con cada planteamiento, intentando crear una cierta sorpresa y asombro en el cliente». El poso teatral de la pareja y el sentido espacial de los volúmenes queda evidente en cada uno de sus proyectos. Así lo confirma Russel, que pasó mucho tiempo de niño con su padre aparejador en muchas de las obras que tenía que supervisar. Allí recababa información sobre la distribución de los espacios. Luego, en el teatro, como él mismo confirma, aprovechó todo el tiempo que pasaba entre bambalinas para descubrir aspectos tan básicos como la importancia dramática de la luz y la disposición del espacio

«Nuestro primer trabajo», asegura Jordan, «fue decorar un pequeño hotel que mi padre y su socio compraron en Kent. Nos comentaron si queríamos hacernos cargo de la decoración de su interior, y nos encantó tanto el proceso que vimos claramente cómo las puertas del futuro se nos abrían de par en par.» Sin embargo, fue una época repleta de estrés. Russell trabajaba por aquel entonces en ocho sesiones a la semana en el musical Chicago en Londres y, los fines de semana, ambos se levantaban a las 5 de la mañana para atender su puesto en el mercado de Greenwich. Quién les iba a decir a esta pareja que aquellos primeros diseños gráficos de telas y papeles pintados que luego vendían en este mercado terminarían por convertirse en un referente del nuevo interiorismo… Así, cuando el musical llegó a su fin, Russel y Jordan decidieron dar un giro a su vida profesional.

Fue además, en ese momento de cambios, fruto de cierta casualidad, cuando todo se transformó en realidad. Jordan comenzó a participar como invitado en el programa de la BBC Two, «Great Interior Design Challenge», un espacio que supuso el pistoletazo de salida de la emergente carrera de 2 Lovely Gays, y que les convirtió en personales públicos

Memphis y McQueen

El estilo de este estudio británico resulta intenso y llamativo porque no duda en mezclar influencias diversas que funcionan estilísticamente. Así, no dudan en acceder a criterios del movimiento Memphis, para mezclarlos con lo más actual del movimiento escandinavo minimalista, o con ciertos matices del Romanticismo. «Tenemos influencias de muchos sitios diferentes, pero intentamos no definir límites. Nos gusta centrarnos en el concepto creativo y luego trabajar en lo que se necesita para conseguirlo. Por eso, a veces nos sentimos más cómodos en el mundo de diseño (con influencias de Alexander McQueen o Vivienne Westwood) que en el del interiorismo. Quizá sea porque este campo nos ha parecido más abierto. Pero, en realidad, somos creativos que diseñan espacios», dicen.

Lo mismo sucede en el ámbito personal, en el que aunque de carácter más privado, también se ve salpicado por la manera de trabajar de la pareja. Ellos lo confirman: «Nuestra vida es un constante reto de comunicación y equilibrio pero, en sí mismo, también aporta algo único a nuestro trabajo. Por eso no decidimos quién hace qué en nuestra relación de trabajo, ya que puede cambiar en cada proyecto dependiendo de las impresiones personales de cada proyecto. Pero, eso sí, nos esforzamos por negociar juntos cada uno de los elementos». Como pareja, son un tótum revolútum, con un entendimiento profundo que forma una simbiosis única. De ahí que tengan las cosas tan claras. Nunca fue fácil triunfar en un mundo tan estereotipado. «Afortunadamente los dos éramos muy estudiosos en el colegio y nos tomábamos nuestra educación demasiado en serio en algunos aspectos, por lo que nuestra vida adulta nos ha llevado a anhelar más libertad y diversión. Ser marica es muy duro en la escuela, y los dos tuvimos la suerte de que nuestras pasiones creativas nos sostuvieran a través de una difícil agitación emocional, hasta que pudimos reunir y centrar nuestras pasiones en nuestro trabajo», defienden.

Y como no podía ser de otro modo, llegados a este punto de no retorno, son muchas las marcas internacionales que requieren su colaboración. Y ellos así lo reconocen: «Creemos que es una progresión natural que surgió del deseo de llevar nuestra ética a un público más amplio y a más hogares. La colección de muebles para Made.com incluye piezas clave, que aportarán un toque de diversión a cualquier hogar. Ahora estamos trabajando en nuevos productos y en otra colección gráfica para el próximo año».Lo mejor para descubrir su estilo es su libro Making Living Lovely.

Texto: G. Paradelo

Posted by:Redacción Dear

Todos los hombres están en Dear. Todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *