Puede que no sea el verano que te habías montado en tu cabeza meses atrás ni el que querrías para tus hijos o para el peor de tus enemigos pero es el que nos ha tocado vivir y si hay algo que el hombre sabe hacer divinamente es adaptarse al nuevo medio; en este caso, nueva realidad. Aún así, seguramente hayas tenido que cancelar tus vacaciones en el extranjero, ese gran viaje del año y con el que tanto te habías frotado las manos (con hidroalcohólico, claro), y coger sitio en la piscina, playa o barquito de amigos más cercano. Momento idóneo para sacar ese superbañador que deje a todos locos y que haga torcer cuellos. ¿Alguna marca de cabecera? Olvídate, tenemos la definitiva.

Sol, un panameño mono y con estilo (¡el sombrero!), una camisa o polo bien fresquito, unas abarcas ideales, crema hidratante y la DEAR en la bolsa y… ¡el traje de baño! Muchas son las marcas que te han acompañado durante los estíos más divertidos, muchas versiones y formatos textiles se han ajustado a tu cuerpo mojado mientras te tomabas el aperitivo y otros tantos estampados han dado color a tus atardeceres con vistas. Ninguna marca como Benibeca.

Una marca que llega a nuestros armarios en 2017 y desde entonces nos ha permitido diferenciarnos del resto a golpe de sencillez, originalidad, modernidad y mucha calidad. Y es que las prendas diseñadas por la sevillana Anjara García e inspirada en esos viajes, culturas y exotismo tribal que infunde de una absoluta atemporalidad a prendas que, de otro modo, serían absolutamente estacionales.

Unos bañadores con identidad propia solo aptos para aquellos con una personalidad lo suficientemente arrolladora y potente como para pasar del modelo Classic Mid Lenght al Ready to Swim & Wear, pasando por The shortest Trunks, mientras defienden unos prints especiales, unos prints llamativos que hablan por sí solos el lenguaje de cualquier temporada del año en la que nos apetezca (y podamos) darnos un buen chapuzón. Bañadores con mucho estilo para encuadres a la altura de las circunstancias, a la altura de lo que esperan de ti y tú les vas a dar.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *