El año pasado el mundo de la moda (y Ana Wintour la primera) se quedaron sin celebrar su fiesta más esperada. La pandemia mandaba y la celebración de la gala del Metropolitan Museum of Art en Nueva York, que se venía celebrando el primer lunes de mayo, pasaba a mediados de septiembre de este año. Un cambio de fechas que no ha hecho deslucir el desfile de celebrities sobre la alfombra beige (no era roja) que nos ha dejado unos modeluquis para el recuerdo y un indiscutible ganador en la prueba de estilo… ¿adivinan quién?

Pues sí, Timothée Chalamet vuelve a coronarse como “el Rey Sol” en lo que concierne al arte del buen vestir, y nos ofrece una clase de estilo 2.0 y viralidad más que sobrada. Un lookazo del arsenal con el que Haider Ackermann ha cuajado durante las últimas temporadas su armario vestidor y que tan bien sabe lucir el desgarbado americano. Un estilismo que se encuadraba perfectamente en el dress code “American Independence” de la noche fijado por Wintour en torno al tema “In America: A Lexicon of Fashion” y que dará pasó a una segunda entrega, retrospectiva en el MET mediante, el próximo mayo.

Una noche en el que el protagonista de la última de Villeneuve se convertía junto a la jefaza de Vogue en coanfitrión de la velada con Billie Eilish, Amanda Gorman y Naomi Osaka como compañeros de aventura. Una noche para brillar cual militar decimonónico de levita corta y cuello vuelto, joggers chandaleros, insignias de Cartier y Converse como impecable guiño a una de las firmas americanas por antonomasia.

Un leitmotif que no decayó en las elecciones estilísticas de otros invitados de la noche como Shawn Mendes que no dudó en abrazar la estética más setentera (Michael Kors) como si de Robert Mapplethorpe se tratara; Maluma que reinventó la silueta cowboy de la mano de Donatella Versace; Josh O’Connor que quiso aliarse con Dunhill para homenajear a la Generación Beat mientras que Justin Bieber se vestía de Drew House (la marca que fundó en 2019) con unas Air Force 1 de Nike customizadas para la ocasión o el gurú del streetwear más vanguardista, Jerry Lorenzo, se calzaba un look sobrio y minimalista de su marca Fear of God. Un suma y sigue de estilo a la americana en el que el cantante Giveon se enmarcó en un abrigo, pantalón y camiseta firmado por Valentino y que apostaba por la tendencia más block y Evan Mock (Gossip Girl) se encomendaba a Thom Browne que, como ya sabrás, es el diseñador americano más americano después de Calvin Klein, Ralph Lauren o Tom Ford que tampoco defraudó vestido de él mismo con una chaqueta de cóctel en terciopelo negro y un pantalón azul noche a juego con una de sus inseparables pajaritas.

¡Qué buena noche para ser yanqui!

Foto portada: Reuters Tom Ford: John Shearer Justin Bieber: Theo Wargo Shawn Mendes: Dimitrios Kambouris Maluma y Evan Mock: Jeff Kravitz Giveon: Kevin Mazur/MG21 Josh O’Connor y Jerry Lorenzo: Arturo Holmes/MG21

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *