Si hay algo que Batman y los lunes tienen en común (además de ser muy negros) es que son duros de por sí. Y es que si el primer día de la semana tiene el poder de convertirnos en zombies del fin de semana, Batman tiene el poder de despertarnos de manera súbita gracias a su capa, su valentía frente al mal y… a lo que esconde tras esas mallas que si hablaran harían subir, aún más, el pan… y no solo eso. Sus creadores han dado un paso más.

Junto al fervor casi adolescente que hacen estallar en los seguidores más fieles de superhéroes, estos han sido siempre foco de fantasías de lo más variadas. ¿Quién no ha soñado con rozar el martillo de Thor, viajar en helicóptero con Spider Man, sentir la armadura de Iron Man muy de cerca, jurar bandera con el Capitán América o, simplemente, desafiar al fondo marino de la mano de Aquaman? Pues bien, a todos estos sueños, se les une el más recurrente de aquellos que como Batman, Superman… lucen mallas, dejando “al aire” su anatomía bien cincelada. Un sugerir que no mostrar que en el caso de Batman hace romper cuellos puesto que sus creadores han decidido que el hombre murciélago vale más por lo que esconde que por lo que lucha.

La editorial D.C., dentro de su nueva línea mucho más adulta Black Label, lanza su primer número dedicado a Batman. Un número que firmado por los dibujantes Brian Azzarello, Lee Bermejo y Jim Lee ha soliviantado a los más puristas y puesto nervioso a más de uno al mostrar por vez primera (desde que se crera en 1939) su arma mejor guardada: su bat-miembro en todo su esplendor. Una alegría para muchos que ha convertido el hashtag #Batmanpenis en viral y que seguramente pase a la historia por un acto tan sencillo como el desnudarse cuando uno llega a casa. Batman también lo hace.

Mientras que algunos ya hacen acopio de números, pues seguramente con los años se revalorice, otros han mostrado su pesar (¿en serio?) al creer que este tema puede restar seriedad a la historia que se cuenta (Batman se une a John Constantine para saber qué hay detrás de la muerte de Jocker). La editorial, mientras tanto, ha decidido oscurecer un poco más la zona de destrucción masiva en su versión digital y ha anunciado que también lo hará en siguientes re-ediciciones del cómic. Hasta que ese momento llegue, no dejen de comprar este imprescindible, contemplen el monumento que es Bruce Wayne y sepan que atesorarán una verdadera joya que heredar a sus nietos.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *