Cuando algo gusta hay que repetirlo. Te pasa con una receta que haces en casa, con una atracción en la que te subes por vez primera o con esa primera cita (con final feliz) que bien merece una segunda reserva para cenar. Pues lo mismo les pasa a los de Adidas con Wales Bonner, que han repetido colaboración.

Dicen que segundas partes no suelen ser buenos, pero si de lo que hablamos es un nuevo encuentro entre la firma Adidas y el diseñador inglés Wales Bonner es mejor ponerse un puntito en la boca. Y es que si sus encuentros siempre han sido de lo más interesantes (y exitosos), el combo se vuelve a reencontrar para hacer lo que mejor sabe hacer: obligarnos a ir a las tiendas.

“Land of Wood and Water” es la colección con la que tanto Bonner como Adidas pretenden que no se nos olvide que lo vintage aún sigue estando de moda, que nuestra pasión por las zapas no decae, que la elegancia es a lo deportivo como Jamaica a Bob Marley y que el Caribe es un buen sitio para veranear sin ningún tipo de prejuicio. En torno a estas simples bases se sustenta la nueva colaboración de la alemana y el inglés.

El placer de poder vestir elegante en ropa deportiva y dispuesta para tomarte el día de lo más relajado, mientras haces girar algún cuello en el camino. Prendas entalladas, en nailon o el croché, tiros bajos, en tonos verdes o color agua y tan clásicas como contemporáneas para ese interesado por lucir bien, pero sin renegar de esa comodidad que tanto se necesita para acabar el día.

Chaquetas, petos, camisetas con o sin mangas y las tres rayas típicas de Adidas a punto para echarte encima en looks para ir a pasear, entrenar, subir a la montaña o acabar en un afterwork y que con modelos de zapas como las nuevas Samba y las SL72 Knit conseguirás ese aspecto athleisure que tanto te aporta y tanta paz te da.

A partir del 9 de junio en la web de Adidas y en tiendas seleccionadas.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *