“Abrir los ojos y ver a una persona diferente mirándote desde el otro lado del espejo es un momento definitorio”. De este modo concentraba el actor Rami Malek el entusiasmo (pero también presión) que supone convertirse en una de las leyendas de la música de las últimas décadas: Freddie Mercury. Un do de pecho en su carrera cinematográfica y televisiva.

Y es que ya podemos decir oficialmente que el actor de origen egipcio es desde hoy no solo el heredero absoluto de la viva imagen del vocalista de la banda Queen sino el encargado de convertirlo en carne de biopic, de la mano de Fox y del director Bryan Singer (que te sonará por haber sido el realizador de los X-Men). Un rico caramelo para los millones de fans del cantante que colocó a la ciudad de Barcelona entre las referencias pop más reconocibles de los 80 y reinventó lo que hasta ese momento se entendía por actuaciones en vivo (¿hace falta recordar su actuación en el Live Aid de 1985?).

Una película que sin llegar hasta el final de los días de Mercury, a principios de los 90, se centrará en el periodo comprendido entre la formación del grupo en los 70 hasta mediados de la década siguiente cuando tuvo lugar su actuación benéfica a favor de Etiopía y Somalia.

Una oportunidad única para Malek que desde 2015 nos ha mantenido al filo del cortocircuito más psicológico con su papel de Elliot Alderson en la serie Mr. Robot (la tercera temporada se estrena el 11 de octubre de este año) y que ahora parece darle un giro musical a su carrera a golpe de Bohemian Rhapsody (nombre que llevará el biopic).

Sin saber aún si será Malek el que pondrá voz en directo a Mercury (aunque ya se le ha visto por Abbey Road) o simplemente solo su cuerpo y ganas, sí sabemos que Joe Mazzello, Allen Leech, Ben Hardy y Gwilym Lee darán vida a sus compañeros de banda John Deacon, Paul Prenter, Roger Taylor y Brian May, respectivamente y que tendremos que esperar hasta diciembre de 2018 para poder sentarnos a presenciar el espectáculo. Y es que como él bien cantó: “el show debe continuar”.  Y nosotros esperaremos lo que haga falta.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.