Hay quienes aún piensan que la moda es algo fatuo, superficial que atiende solo a modas o tendencias con fecha de caducidad y que su consumo en extremo es visto como una actividad vanidosa y vacua sin más. No es así. La moda también es lenguaje, la moda también es expresión de ideales y la moda, azuzada por los tiempos que corren, también es lucha y voz de las desigualdades e injusticias.

¿No te habías parado a pensarlo? Pues ya iba siendo hora porque si echas un ojo a décadas pasadas, siempre han existido diseñadores como Vivienne Westwood, por poner un ejemplo, que han hilvanado empuñando la aguja y el dedal por una causa o movidos por cualquier trasfondo de interés social. Testigo que recoge el diseñador Ka Wa Key cuya búsqueda del hedonismo y la belleza estética, de esas que llegan a rozar rango de síndrome, solo responde a su particular exploración de las minorías amenazadas y de la relación existente entre lo masculino y la identidad sexual que florece de este combo.

Una segunda colección, otoño/invierno 2017, que viene precedida por su debut en la London Collections: Men como graduado del Royal College of Art, y que para esta ocasión sigue en su línea de apostar por la visibilidad de lo que es diferente, la estética edulcorada de aquello que muchos persiguen, la inocencia y romanticismo de una sexualidad que levanta ampollas.

Prendas oversized que distan de aquellas que se presuponen masculinas y que reciben un nuevo tratamiento. Tejidos como la lana, el algodón o el lino que acompasan la libertad de movimientos de quien se sabe no está haciendo nada malo y que se ponen al servicio de un lenguaje corporal que lo dice todo. Piezas de una estética a medio camino entre el espíritu boho y el sentir más cossy que juegan con los degradados en pastel y con el detallismo de unos estampados que, a ratos, resultan imperceptibles.

Pantalones, chaquetas, petos y camisas combinadas caprichosamente para vestir la temporada más otoñal, tiempo en el que los rayos del sol se ocultan pero la lucha por los derechos de cualquier individuo sigue pegando fuerte. Ka Wa Key, mediante.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.