Renovarse o morir o, mejor dicho, evolucionar o quedarse atrás, eso parece ser lo que mueve al chef madrileño para seguir en la brecha culinaria. Un objetivo que no decae y que oxigena al recetario tradicional español que sigo vivo entre los fogones de este restaurante de lo más castizo, pero con un giro inesperado.

Una moderna casa de comidas desde donde José Fuentes (madrileño, pero gaditano de adopción) se hace con las recetas de toda la vida para darles una segunda (o tercera vuelta). Una puesta en valor del producto por el producto y las materias primas de cercanía frente al gran talento de Fuentes curtido en más de una batalla en aquel Balzac de Madrigal.

Un recorrido que le ha permitido a sus 43 primaveras abrir cinco locales de Menorca a Zahara de los Atunes, pasando por Madrid, desde donde KultO opera al gusto del comensal más disfrutón. Un proyecto de lo más creativo donde el brío que insufla Fuentes a cada plato se hace patente en la buena acogida que ha tenido entre los parroquianos del barrio.

Una apuesta por lo castizo, la de KultO, con un giro de tuerca a la gaditana que exprime al máximo la potencia de platos como la corvina, el borriquete, el atún rojo de almadraba o la vaca retinta (si te va la carne), mientras se ayuda de opciones como el mollete de pringá, la tortilla de camarones de Barbate al estilo «Sam» vietnamita, las orejitas de cerdo bravas, sus croquetas de chorizo ibérico ‘Joselito’, los callos a la madrileña, las mollejas de ternera a la brasa o el socarrat de garbanzos con puntillitas para aquellos paladares exquisitos que buscan ese algo más, pero se guardan un hueco para la lemon pie, tremenda.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *