Puede que la gastronomía haya avanzado tanto que, en ocasiones, se nos hayan olvidado esos sabores a la cocina de siempre. De ahí, que nos disfrutemos como niños frente a un bocadillo de onzas de chocolate la reserva en Horno de Juan, un asador con solera, que no olvida cómo empezó todo, y cuyos sabores y esencia se mantienen, para alegría de sus fieles, inalterables.

Pues nada más y nada menos que casi 60 años avalan a este Horno de Juan que resulta imprescindible si lo que pretendes en comer como nunca. Un restaurante donde las materias primas ya hablan por sí solas y donde el servicio al comensal se lo gana ipso facto.

Un placer para el paladar que no se pierde en superficialidades y atiende al detalle por la gastronomía tal como la recordamos y que vuelve a primera línea de bocado para goce de todos. Un claro homenaje a aquel rústico asador fundado en 1966 por D. Juan Segovia Aparicio, a aquel recetario de nuestra memoria que alimentara a generaciones satisfechas alejadas de cualquier tipo de postureo.

Un Horno de Juan siempre a punto para dar lo mejor sí a lo largo de una carta que no tiene plato de más, y sí una serie de éxitos sabrosos y que resultan como toda una oda al producto por el producto. Platos como su hojaldre caliente con setas, gambas y salmón, los judiones del Real Sitio de La Granja, sus sardinas ahumadas sobre tomate rallado, el variado de hongos y setas al ajillo, el chuletón de vaca rubia a la parrilla o los chipirones sobre lecho de setas al ajillo, para los amantes de los sabores a mar, y ese 1/4 de cochinillo de Segovia asado en horno de leña, que merecería más de una saeta de seguir en Semana Santa. Ponche segoviano con yema y mazapán y una siesta, no podemos pedir más.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *