Entre superhéroes está muy normalizado que llegado el momento tengas que pasar el relevo a un actor más guapo, más joven, más en forma o con más seguidores en Twitter e Instagram (que se lo digan al Batman de Ben Affleck y a sucesor Robert Pattinson). Pero no contaban con Henry Cavill. El actor británico ha dejado claro que quiere seguir siendo Superman y que poco más que por encima de su cadáver van a tener que pasar si quieren hacerse con su capa.

Unas declaraciones que se enfrentan de pleno a los rumores que The Hollywood Reporter sembró, después del verano, al afirmar que Cavill estaba “exhausto de la interpretación y la fama que conllevaba su papel” pese a que la Warner Bros afirmara seguir estando interesada en un Superman interpretado por el británico.

“Todavía tengo la capa de Superman en mi armario. Todavía es mía. Por eso no pienso quedarme sentado esperando en la oscuridad a esperar qué pasa. Todavía no me he rendido. Tengo mucho que ofrecer como Superman. Muchas historias que explorar”, añadía Cavill con muchas ganas de seguir defendiendo lo que es suyo y avisando a cualquier tipo de navegantes que le quieran arrebatar el uniforme por la escuadra o a aquellos que creen que debería pasarse al lado Marvel (Superman es de DC) para interpretar a The Sentry.

De desoír cualquier tipo de hoja ruta diferente, su vuelta a su doble papel como Clark Kent/Superman, le situaría al mismo nivel de Christopher Reeve al igualarle a las mismas cuatro ocasiones en que Reeve defendió la capa roja. Nos da la sensación que queda calzón rojo y mallas azules para rato. ¡Qué ganas, Henry!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *