Italia sigue marcando la tendencia en lo que se refiere al apartado gastronómico y si no que se lo digan a Davide Bonato. El chef italiano llegó a Madrid para aportar su granito de arena y el tiempo le ha permitido que sea él, uno de los elegidos en marcar la hoja de ruta de los chefs con más apego a la gastronomía vecina.

Comienza el nuevo año y nosotros no dudamos en acercarnos por Chueca, pues va tocando una nueva visita a Gioia, italiano de lo más pintón y uno de los mejores situados en los ránking culinarios. ¿Quién habló de competencia?

Un italiano que huye de cualquier estereotipo de la cultura del hidrato de carbono por excelencia, que propone mucho más que ricas pizzas y contundentes platazos de pasta porque su especialidad es la cocina del Piamonte. Un local que sin ser el más grande por el que te hayas pasado en tu vida, exprime al máximo el recetario más sabroso de la cocina del norte de Italia.

Un restaurante donde Bonato y su mujer, la jefa de sala, Daniela Rosso, nos obligan a tener que claudicar ante una cocina sin ataduras que nos hace volar, porque desde sus antipasti a los postres, pasando por los secondi piatti, todo es un auténtico disfrute (de ahí, el nombre del restaurante). Un Gioia cuya insalata al mezzo astice (con bogavante), huevo escalfado con costra de arroz venere, vitello tonnato, tagliolini al tartufo, espectaculares risottos o milanesas dejan sin palabras, sin olvidarnos su tiramisú que ya es como rozar el cielo con los dedos. ¿Te hace o no te hace?

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *