Dícese de un miedo atroz, a una fobia verdadera, a quedarse con la cabeza como una bola de billar, previo paso por una pérdida paulatina de cabello. Responde al rimbombante nombre de falacrofobia. Si es tu caso, queremos contarte un par de cosas.

SUDADERAS CON CAPUCHA

Han venido a rescatar a los pobres falacrofóbicos de las fauces tempranas de la calvicie, al tiempo que les permite hacer como que están rendidos al casual wear y se han puesto lo primero que han pillado. Tom Hardy tiene unas muy discretas entradas y no le falta pelo de momento. De hecho, se desconoce si tiene miedo a quedarse calvo pero cualquier excusa es buena para poner una foto suya.

DI NO AL PELUQUÍN

 

Bajo ningún concepto. Nunca. Nunca. Nunca lo lleves. A no ser que seas Donald Trump y en ese caso ponte lo que quieras porque tus problemas serán otros y mucho más graves.

ABRILLANTA TU CRÁNEO

La calvicie más común en los hombres responde a factores genéticos. Esto significa que aunque llores desesperado abrazado a tu cepillo (y mirando tus fotos del instituto con ese flequillo con el que imitabas al de los One Direction), nada te salvará. Nada. ¿Qué opciones te quedan? Hombre, hay muchas. Pero una de ellas es hacerte un Bruce Willis, que se ha ganado a pulso el título de El Calvo Más Respetado del Mundo, al no renegar de su cráneo pelado y brillante.

ENSEÑA PECTORAL

SÍ, Jason Statham conoce muy bien esta maniobra. Consiste en distraernos la atención en su calva mostrándonos sin pudor su tableta. No solo no pensamos más en cabezas y cabellos sino que perdemos el sentido de lo que estamos escribiendalidnaiun aidjnvai an,kadnvñoanv.

Eso sí, para poder llevar a cabo este truco, necesitas muchas horas de gimnasio. No pasa nada. En el tiempo que entrenas puedes cubrirte la cabeza. El fin justifica los medios.

RÁPATE

Si alguien sabe de falacrofobia, ese es Jude Law. Pero le perdonamos (ser tan mono, es lo que tiene, que llama a la indulgencia ajena). Con más entradas que la M-30, el británico ha probado de todo. Por ejemplo raparse. ¿Y qué podemos decir? Con el rollo que le daban las gafitas y la barba rubia, salió muy dignamente del momento falacrofóbico.

HAZTE UN TRASPLANTE

Hartito de taparse las entradas, de nuevo nuestro Jude emprendió su cruzada frente a la calvicie y se hizo un trasplante de pelo. Hay dos técnicas y en las dos se extraen cabellos de otra parte del cuerpo para ponerlo allí donde se necesita. Sin cicatrices ni puntos.

SÉ PACIENTE

¿En qué se parecen Jude Law y Matthew McConaughey? (aparte de ser actores, rubios y guapos, ejem). En que los dos se han hecho un trasplante de pelo. Debes saber que los nuevos cabellos empezarán a crecer a partir de los 3 meses de haber sido trasplantados y no lo harán todos a la vez. Puede que la falacrofobia haga acto de presencia. Así que ve pensando en soluciones para ese periodo de transición (ver opciones 1, 2, 3 y 4 arriba).

ESPÉRATE A CUMPLIR 30

Como Matthew, no te interesa hacerte un injerto de pelo antes de cumplir los 30, porque hasta esa edad la pérdida de pelo no se ha asentado aún. Lo bueno es que una vez que te pongan el cabello nuevo, nunca más tendrás miedo a la calvicie porque esos pelos no se caen.

RESÍGNATE

Quizá la más difícil de las opciones si estar calvo te da pánico. Eso es lo que ha hecho Billy Zane. Si de niño rico y consentido en Titanic todo era espesa cabellera negra, hoy luce de esta guisa desde su perfil de Instagram. Eso sí. Para ser sinceros, en la mayoría de sus fotos sale con gorra. No sabemos si por coquetería con los complementos o porque él tampoco lo ha superado mucho.

O BÚSCATE UN TRABAJO EN EL QUE BUSQUEN A UN CALVO

Es difícil, pero puede ser. Wentworth Miller tuvo mucha suerte. Hacer de presidiario durante años es muy acorde a ir escaso de pelo. Si tú encuentras otro trabajo de calvo (posar como influencer para la nueva campaña de Don Limpio o la ONCE, por ejemplo), ganarte el dinerillo con tu ausencia de cabellera quizá te haga superar el momento fobia. Y en cualquier caso piensa que amamos profundamente a todos los actores de los que hablamos en este artículo, sin importarnos el número de folículos activos en su cabeza.

Posted by:A. Campos

Con permiso del maestro Saint Laurent, la belleza que mejor sienta es la pasión, pero los cosméticos son más fáciles de comprar.