Aún no es 28 de diciembre y Facebook ya nos ha gastado la primera broma pesada. El problema es que la broma pesada no es broma y ha sido una realidad tan epatante y desagradable que la red social vuelve a caer en el ranking de nuestras favoritas mientras sigue perdiendo adeptos que cada día la usan más como contenedor de escombros dialécticos con aires de grandeza y noticias varias con destino pop up. ¿No te has enterado que han vuelto a hacer los de Facebook? Pues… ¡sigue, sigue leyendo!

La red social con sede (central) en Menlo Park la lía parda (tanto como aquella socorrista que se marcó un cóctel explosivo de cloro en aquella piscina de San Sebastián de los Reyes) y pone en evidencia, una vez más, la fragilidad de sus sistemas dejando las fotos privadas de 7 millones de usuarios al descubierto y al servicio de otras compañías desarrolladoras de software durante 12 días (del 13 al 25 de septiembre).

Pese a que el error, según informan desde Facebook, ya ha sido absolutamente corregido, sí que permitió que imágenes almacenadas en los servidores de la red social, así como aquellas subidas en stories y marketplace (no visibles para todo el mundo) fueran a parar a las manos de estos terceros que a saber qué harán con ellas.

Según el director de ingenieros de la red creada por el tampoco muy querido Mark Zuckerberg, “crearán una herramienta que determine qué usuarios han sido afectados y poder así eliminar definitivamente las fotografías afectadas. Facebook, quédate quietecito que cada día nos das más disgustos. Un día despertarán y no tendrán usuarios a los que molestar, a los que vender.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *