Los hermanos Dean y Dan Caten siempre saben cómo hacer para que no tengamos más remedio que preparar la chequera y nos entreguemos a su causa. Si con sus últimas colecciones tuvimos que hacer malabarismos para intentar conciliar tanto nuestro perfil de fashion victim como el de hombre con mesura, ahora, con su colección Resort 2022, la idea es decidir cuántos looks Dsquared2 vamos a dejar en la percha.

Y es que, la firma de moda canadiense vuelve a dar en el clavo con una colección para el año que viene que bebe de todo aquello que nos gusta y que nos morimos por ponernos, ahora que la pandemia va llegando a su fin. Prendas que se convierten en auténticos objetos para el deseo y que beben de lo grunge, de lo militar, del fashionismo más urbano y de la cultura popular.

Una propuesta de lo más espontánea y que busca liberarnos de todo el mal rollo al que nos ha llevado esta nueva normalidad, que no nos gusta nada, y que busca ser provocativa, sexy, elegante, moderna, vintage, variada y sobre todo ideal para ese hombre que está seguro de lo que tiene que ofrecer y lo muestra sin ningún problema.

Hombres curtidos durante una pandemia que nos ha hecho pasar mucho tiempo en casa (cultivando cuerpo y mente) y que quieren exprimir el futuro sacándose todo el partido del mundo. Un estilo absolutamente libre en el que todo tiene cabida y en el que encontramos desde siluetas oversized a ceñidos que realzan, colores (en formato desteñido, graffiti…) que alegran y textiles que van desde lo artesanal (usan macramé) a lo fabricado en serie y que en el cruce de culturas (cultura americana vs cultura iberoamericana) y estilos, yuxtaposiciones que parecen imposibles, dan en el clavo.

Abrigos, chaquetas, trench, camisas, camisetas, shorts, sudaderas, jerséis, pantalones y todo aquello que necesitas para marcar la diferencia y hacer de los movimientos más reaccionarios y punk, la mejor terapia para salir de esta crisis social (y sanitaria).

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *