Si hay un mito sexual musical, antes de que llegara Madonna, esa es Olivia Newton-John. Para los que cayeron enamorados de sus rebequitas pastel y corte de pelo a lo Sandra Dee quizá fue un poco shock que la británica se sacudiera el algodón de azúcar de ‘Grease’ para convertirse en la abanderada de la música disco más sexy pero, ¿quién no se hubiera podido resistir a esa Olivia entrenando en el gimnasio a lo Nasarre en el videoclip ‘Physical’? Hoy, el tema que hizo que los adolescentes (y no tan adolescentes) de medio mundo soñaran de lo más bonito, cumple 40 años.

Cuando en 1981, Olivia Newton-John ganó el Grammy al mejor vídeo por ‘Physical’, ni ella misma se podía creer cómo había sido de bien acogido el tema. Y eso que ella no fue la primera opción para cantarla y que hasta estuvo a punto de rechazarla. Según cuentan, la canción le fue ofrecida primero a Rod Stewart (algo que no ha sido ni confirmado ni desmentido) y, posteriormente, a Tina Turner. La Turner se negó a dar voz a un tema tan sexual (¡con lo que se escucha ahora!) y aconsejó a su manager (y amigo de Newton-John) Roger Davies que se la ofreciera. Olivia aceptó al instante aunque tras grabarla creyó que había quedado algo demasiado subido de tono pues empezó a darse cuenta del doble sentido del tema escrito por Steve Kipner y Terry Shaddick.

El single ‘Physical’ se convirtió en el mayor éxito de Newton-John. Estuvo diez semanas en el número 1 del Hot 100 de Billboard (de haber estado una semana más hubiera ganado a Elvis y su ‘Hound Dog’) y, aún hoy, sigue partiendo las pistas de baile en dos. Precisamente por esto, y porque celebramos el 40 aniversario de la sudada que se pegó la cantante entre cuerpos fornidos y algún que otro gorderas, el próximo 19 de noviembre llega a las tiendas una reedición del álbum de Olivia Newton-John cargada de extras.

31 canciones, con bonus tracks, remixes, grabaciones en directo, un DVD con los videoclips de los singles y un especial para televisión titulado Olivia: Live In Concert. ¿Puede ser más excitante todo? La líbido por las nubes, Olivia.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *