Para los que creyeran que solo en la costa podrían encontrar el mejor pescado y los más ricos ricos mariscos, informarle que sí, pero no. Pues sin moverse de Madrid pueden, también, encontrar con las mejores opciones de todo lo bueno que el mar nos ofrece y que nada tiene que envidiar a esas lonjas y puertos con vistas azules. Si no, que se lo digan (o se pasen) por Desde 1911.

Porque si hay algo en lo que se acaban poniendo de acuerdo tanto los que viven frente al mar como los que viven con un ojo en la Gran Vía y otro en el barrio de Salamanca es que el restaurante Desde 1911 es la playa de Madrid.

Una lonja interior tras la que encontramos la alargada sombra de las célebres Pescaderías Coruñesas que, desde su llegada en 1911, han pretendido que a la capital no le falte buen pescado y demás productos del mar. Un objetivo que, por extensión, hace posible la apertura de este Desde 1911 de inspiración nórdica y con una sala, patio y escenario listos para adelantarse a cualquier necesidad culinaria que quieras marcarte.

Un punto de encuentro de todo lo bueno que podemos encontrar a lo largo de nuestra costa, que no es poca, y donde el único filtro es hacer las cosas como deben hacerse. Madrid como potente puerto de mar en una propuesta gastronómica sin par al ritmo de cuatro menús donde los mejores pescados y mariscos del día se encargan de dejar noqueado al comensal.

Una experiencia que culmina con su carrito de quesos (otra tradición que se recupera), para regalarnos una sobremesa sin igual, un paseo por nuestra geografía marítima tan único como repetible. Porque repetirás.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *