¿Sabías que Monty Clift pudo darle la réplica a la Swanson en Sunset Boulevard (fue William Holden) y convertirse en el marido homosexual de su amiguísima Elizabeth Taylor en Reflections in a Golden Eye (murió y fue Marlon Brando); que es uno de los 6 actores en recibir una nominación al Oscar a Mejor Actor por su primer papel (The Search/Fred Zinnemann) en 1948; que decidió emborracharse de manera anónima, por última vez, antes de que se estrenara Red River (Howard Hawks, 1948) porque sabía que iba a tener éxito; que dicen que su fantasma aún vaga por el Hollywood Roosevelt; que Marilyn Monroe dijo que era la única persona que conocía que estaba en peor forma que ella; que no aguantaba a Richard Burton (el sentimiento era mutuo); que cuando se enteró de la muerte de James Dean, vomitó; que después de su accidente de coche, tras una fiesta durante el rodaje de la película Raintree Country en 1956 (Elizabeth Taylor y Rock Hudson lo rescataron) y la cirugía en la mitad de su cara solo se le pudo filmar desde el otro lado; que fue amigo de Sinatra hasta que el cantante le pilló insinuándose a uno de sus invitados en una fiesta; que no quería que se le etiquetara ni como maricón ni como hetero porque las etiquetas eran autolimitantes; que luchó durante toda su errática vida para demostrar que podía actuar y contra el sentimiento de culpa por ser homosexual; que su muerte, por «enfermedad oclusiva de las arterias coronarias», fue calificada como «el suicidio más largo de la historia» pues desde su accidente automovilístico, y durante 10 años, no levantó cabeza, abusando de sustancias (hidrato de cloral, entre otras), siendo mentalmente inestable y perdiendo naturalidad; que la Hepburn confirmó que durante el rodaje de Suddenly Last Summer le tenían que escribir sus líneas en los marcos de las puertas y en las etiquetas de las botellas para que las memorizara; que no conectaba con el público, acostumbrado a la carga sexual de Cooper, Mitchum o Brando y que siempre defendió el «somos lo que hacemos, no lo que decimos que somos”? Hoy, cumpliría 100 años y viendo el panorama se internaría en un psiquiátrico. Normal.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *