Tapear es pasión, es alegría y es disfrutar de la vida y de ese gran placer que supone conversar en buena compañía mientras degustas las deliciosas tapas que te ofrece la capital. Comer alrededor de la mesa es una expresión y tradición española muy arraigada, pero… ¿y si te cambiamos la mesa por una barra?

Nos vamos de ruta por Madrid en busca de esas tapas y pinchos que saben a tradición y optimismo. Raciones, tapas, pinchos, aperitivos o piscolabis que te harán salivar con tan solo estar en la barra. Queremos que disfrutes de esos pequeños momentos en los que todo fluye alrededor de una barra. ¿Qué nos dices? ¿Te animas?

Si tú también eres de codo-barra, ¡sigue leyendo porque te desvelamos algunos de nuestros bares y restaurantes favoritos! Todo un lujo al alcance de todos los bolsillos.

Tapear con gusto por la capital 

Bocaíto

tapear en Bocaito

Hace 40 años Luis Benavente se propuso un objetivo: elaborar el bocaíto más picante de todo Madrid. En torno a la icónica barra de Bocaíto, el fundador de este restaurante de la madrileña calle Libertad con más de cincuenta años de historia, se dedicó a probar y experimentar con sabores y texturas hasta dar con la fórmula exacta y crear el Bocaíto Luisito.

Calamar, picadillo de cebolla, pimiento verde y rojo, mayonesa y, como colofón, una gamba son los ingredientes confesables de este bocaíto. A todos ellos hay que añadir el más especial y que hace único este plato: la salsa Luisito, cuya fórmula sigue siendo secreta.

«Sólo podemos decir que está hecha a base de cayena y ojo de perdiz y que quien la elabora ha de ponerse mascarilla porque es demasiado picante», aseguran Chris y Paco Bravo, miembros de la tercera generación al frente del restaurante. Y destacan: «Desde que nuestro tío abuelo lo creó hace 40 años, el Bocaíto Luisito, es uno de los bocaítos que siempre ha estado en carta y se sigue preparando como él lo ideó: en barra a la vista del cliente y al momento». También, te recomendamos el ‘bocaíto’ de berberechos, el ‘Josefino’ de lomo salmón, palmito y caviar o el ‘Currito’ de bacalao, aguacate y tomate. Pero elijas el que elijas, seguro que aciertas.

Ya sea en la barra o en uno de los cuatro salones, visitar Bocaíto es una oportunidad para conocer de primera mano dónde se idearon y se empezaron a despachar las primeras tapas ‘bocaítos’ de Madrid.

Dirección: Calle Libertad, 6

Puerta de Alcalá

tapear en puerta de alcala

El amor por los detalles en Puerta de Alcalá comienza por su espectacular barra, donde se ofrecen continuamente pequeñas muestras de la excelencia que se disfruta en las mesas, y culmina en su terraza (para 30-40 comensales), perfecta para los aperitivos con buen tiempo o los brindis de madrugada.

Nunca falta una tapa con cada bebida, en consonancia con la estación: camarón gallego o boquerones en verano y tapas de guiso de cuchara en invierno. Por la noche, los bartender realizan maridajes creativos en presentaciones muy elaboradas, con elementos como bombones, helados, gominolas naturales, etc., buscando la diferenciación.

Dirección: Calle de Serrano, 1

La Encarna Bistró Andaluz

La Encarna Bistro Andaluz

Los amantes del Sur disfrutaréis en La Encarna Bistró Andaluz bajo la fórmula de platos servidos en raciones y medias raciones con producto de calidad y a precios competitivos que elabora la chef Agustina y su equipo. La carta de entrantes ofrece platos tan apetecibles y frescos como la ensaladilla de gambones La Encarna, la pringá en mollete de Antequera, el micuit de pato con compota de peras, los mejillones en cocotte y manzanilla de Sanlúcar de Barrameda o la tabla de quesos artesanos, procedentes de pequeños productores locales andaluces y franceses, elaborados con leche cruda, y en la que siempre te encontrarás quesos diferentes.

Como reflejo del espíritu del Sur, no pueden faltar los fritos, elaborados con aceite de oliva y una mezcla de harinas ecológicas de cereales como trigo, garbanzo y maíz, entre los que destacan los salmonetes con chutney de tomate, los boquerones con emulsión de limón, las puntillitas con mayonesa de wasabi o la croqueta del choco.

Dirección: Calle Recaredo, 2

Bodega La Ardosa

bodega la ardosa

La Ardosa, con su siglo y medio de vida, ha sabido llenar un espacio lleno de buenas vibraciones y excelente gastronomía. ¡Y tanto! La Ardosa siempre está llena, tanto que a veces hay que desistir porque es imposible entrar. Oyes hablar inglés, alemán, italiano, francés o japonés, y no desentona con el local en el que se respira historia. Tras pasar de generación en generación, con una cuidada formación detrás, el tiraje de las cañas es un trabajo de auténticos profesionales. ¡Y aquí los encontrarás!

Su tortilla, que ha participado en decenas de concursos, es jugosa y compacta, al estilo de Madrid. Nuestra recomendación, además de la famosa tortilla, son las rabas de Cantabria, las croquetas de Cabrales, carabinero, cecina o bacalao; y las sardinas ahumadas. Además, cuentan con una larga lista de cervezas de importación y vinos y el vermut está riquísimo.

Dirección: Calle de Colón, 13

¿Nos vamos a tapear por Madrid? Ésta es sólo una pequeña muestra de nuestro gran listado de bares, tabernas y restaurantes de la capital. ¡Cuéntanos tus favoritos!

Posted by:Marta Nova

Foodie e Indieadicta de nacimiento. Lo inesperado es lo que cambia nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *