Y como se lo merece, acaba de ser elegida como posible ciudad donde albergar el Europride de 2022. Una noticia que celebramos con los brazos abiertos y muchas ganas de que el sueño multicolor ocurra y tiña de puro arcoiris la ciudad condal.

De esta modo se une a Maspalomas (Gran Canaria), Belgrado (Serbia), Dublín (Irlanda) y Lisboa-Oporto (Portugal) que ya han empezado a calentar motores para llevarse para sus respectivas ciudades el mayor evento LGTBI celebrado en Europa. Una fiesta que no solo desata las ilusiones y fantasías de todo aquel que desinhibido se tira a las calles para celebrarlo solo, en pareja, con amigos o con el ligue de turno sino también para seguir dando visibilidad a un tema que nos incumbe a todos. Una fiesta para festejar y ser consciente de que aún queda mucho por hacer, muchas barreras que derribar.

Una oportunidad para Barcelona de superar la participación de prides anteriores (una media de 380.000 personas) y un impacto en la economía local de casi 66 millones de euros y ser la anfitriona de esta fiesta de la tolerancia absoluta gracias a su perfil inclusivo, cosmopolita y abierto con el que de fuera.

Candidaturas que se defenderán el próximo mes de septiembre en la reunión de los European Pride Organizers Association en Bilbao y tras la que se dará a conocer la ganadora. Barcelona, nos vuelve a envolver ese sueño al que cantaban Freddie y Montserrat… ¡VIVA BARCELONA! ¡Barcelona ganadora!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *