La industria de la moda ha descubierto en las colaboraciones su verdadera gallina de los huevos de oro. Una manera no solo de aumentar sus beneficios, sino de acercarse a un nuevo consumidor (cada vez más joven) que necesita de referencias aún más cercanas para lanzarse a la compra de alta moda. No todas alcanzan el éxito. Gucci, sí (y si es con Adidas, más).

Los seguidores del trabajo de Alessandro Michele para la firma italiana sabrán de su pasión por las Adidas Gazelle, un fervor casi adolescente que, quizá, haya tenido mucho que ver con la decisión de aliarse con la marca deportiva alemana. Una simbiosis casi obligada que asomó la patita en el último desfile de Michele, allá por septiembre, y que llegará a tiendas el próximo 7 de junio.

Un verdadero juego de logos en el que ambas firmas quedarán en tablas, dejando tras de sí una colorista colección de lo más retro, ponible como la que más y donde el espíritu atlético y sofisticado de ambas marcas echa chispas porque el híbrido les sienta muy bien y el género fluido aún mejor.

Sudaderas, camisetas, joggers, pantalones largos y cortos, chaquetas, gorras, accesorios y piezas de equipaje para disfrute de jóvenes y mayores que querrán hacerse con un pellizco de esta colección que será recordada como el mejor gol en una final deportiva.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *