Hace 48 años nacía en New Haven (Connecticut) una de las marcas que revolucionaría el sector licencias deportivas. Hablamos de Starter que, en poco tiempo, permitió que su fundador David Beckerman se hiciera de oro por el simple hecho de acuñar un nuevo concepto (la moda atlética) y uniformar a cualquier estudiante que se apuntará a cualquier tipo de programa deportivo universitario. Un dato que a Acne Studios le ha molado.

Y es que la marca sueca le ha echado el ojo a esta herencia que la firma americana lleva construyéndose durante décadas entre los jóvenes americanos, principalmente, y no ha dudado ni un segundo que tenderle la mano para marcarse una colaboración de esas que incendia las redes sociales y el asfalto. Un absoluto match que diría Tinder y con el que la marca de referencia de todos aquellos hipsters que no quieren perder su status de tíos elegantes, visionarios y a la ultimísima. Un mano a mano en el que las reglas básicas tanto de Starter Black Level como de Acne Studios no se desdibujan sino que se perfilan aún más a golpe de prendas que ya han alcanzado el rango de icono.

Colección que, recogiendo del historial fashionista de Starter sus beisboleras, camisetas y sudaderas y añadiendo el gusto más noventero por el denim de los suecos, logra dejarnos el hype en todo lo alto y vestidos para ser tendencia. Una unión a modo de parche y mucha estética retro que no pierde gracia y que, ya a la venta, será otro arsenal de prendas que cumplirá con tus expectativas para llenar tu armario de verano.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *