El chef Aurelio Morales vuelve a la carga más gastro con Abya, nuevo reto después de aquel fantástico Cebo del hotel Urban, el nuevo punto de encuentro de los paladares más exquisitos y la beautiful people sin filtro.

El precioso Palacio de Saldaña (50 millones de euros le ha costado al empresario mexicano Manuel González) le permite a Morales representar su última obra gastronómica definitiva escenificada en los cuatro niveles que conforman este inmueble afrancesado, cruce de caminos entre interiorismo y pasión por lo culinario.

De ahí que nos reconforte tanto sentarnos en cualquiera de los salones de este Abya, donde algunas de las más conocidas referencias de nuestro historial foodie se entremezclan con la textura y matices de los platos latinoamericanos que Morales se marca. Una propuesta refinada que no se pierde en tonterías y que acerca al comensal opciones más que interesantes si lo que le apetece es darse un capricho.

Un local donde probar platos como el aguacate tatemado con berenjena aliñada, su cecina de Wagyu, el pulpo de la ría al pastor, el taco de lenguado mediterráneo adobado y a la andaluza con crema de chile piquín, los gnocchi caseros con crema de boletus, su ceviche de lubina salvaje con vieira y hoja santa, las croquetas de jamón de bellota, sus rolls de bogavante poché con tartar y caviar, su empanada melosa de costilla Black Angus a la brasa, su tartar de ventresca de atún rojo con yemitas y aliño de wasabi fresco o los 200 gr de solomillo Aberdeen-Angus escocés nos permiten disfrutar de lo lindo y volver a reservar.¡Bienvenido, Aurelio! ¡Brindemos por tu vuelta!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *