En ciudades como Nueva York, Dubai o Hong Kong los restaurantes en las alturas son muy habituales ya que, además de la buena gastronomía, también se disfruta de una experiencia con vistas de 360º. Pero mucho más cerca tenemos varias propuestas para disfrutar de las mejores vistas unidas a unas propuestas gastronómicas del altura.

Espacio 33 (Madrid)
Nos encontramos en el restaurante más alto de España, situado en la planta 33 del edificio Torrespacio. Su ubicación, en una de las cuatro torres del distrito financiero que conforman el actual skyline de ofrece unas vistas inmejorables de la ciudad y su propuesta libre de grasas y azúcares, no entorpece la vuelta a trabajo de su clientela ejecutiva. Entre sus platos estrellas, además del clásico jarrete de ternera que sirven en mesa, destaca el pulpo a la parrilla con patata revolcona.

Hielo y Carbón (Madrid)
La Gran Vía será tuya cuando te sientes a comer o cenar en alguna de sus mesas. Este restaurante, dividido en dos ambientes, apuesta por una mezcla de las gastronomías española y peruana y por la cocina de temporada. Está ubicado en la primera planta del Hyatt Centric Gran Vía Madrid. Desde él podrás disfrutar de unas vistas privilegiadas de esta arteria madrileña que casi podrás sobrevolar.

Abades Triana (Sevilla)
Dicen, con razón, que la capital de Andalucía tiene un color especial. Podrás comprobarlo en cada una de sus calles pero también cruzando a Triana y disfrutando de una de las mejores vistas de la ciudad en Abades Triana. Es restaurante, ha estrenado hace unas semanas una nueva carta en la que pueden degustarse sabores tradicionales basados en una cocina antigua pero presentados en nuevos formatos.

El Torreón (San Sebastián)
En lo alto del Monte Igueldo, se encuentra un particular parque de atracciones propiedad del hotel Mercure ubicado en la cima. Subir a él mediante el centenario funicular es hacer un auténtico viaje en el tiempo. Una vez en la cúspide, se puede contemplar la mejor vista de San Sebastián mientras degustas una cocina de raíces vascas que se basa en el respeto al producto local, el interés por la nutrición, la exaltación de los sabores y el compromiso con los orígenes esta tierra.

 

El Mirador (Abama, Tenerife)
Con un gran tejado de paja y vigas de madera de inspiración del norte de África, el restaurante El Mirador hace honor a su nombre. Esta ubicación se abre al Atlántico y a la isla de La Gomera, en el que disfrutarás de la calma que impregna Tenerife rodeado de las aguas turquesas de la infinity pool ubicada justo al lado del restaurante. Este espacio se convierte en el punto de encuentro en el que el mar y la alta cocina conforman un binomio perfecto donde poder degustar exquisitos arroces y mariscos.

 

Mirabé (Barcelona)
En Mirabé tanto las noches románticas como las tardes con amigos tienen como telón de fondo las mejores vistas de Barcelona. Este espectacular espacio situado al final de la avenida Tibidabo es sin duda un escenario muy especial para celebrarlo todo. No te pierdas sus chipirones salteados con setas de temporada y alcachofas y, ahora que se acerca el verano, su burrata con verduritas y mermelada de tomate.

 

Ocean (Algarve, Portugal)
El restaurante Ocean es un balcón al Atlántico y ofrece una propuesta gastronómica basada en la exitosa gastronomía portuguesa. Cuenta con tres menús degustación basados en la temporada, en los que resaltan los platos con esencia portuguesa e ibérica elaborados con técnicas modernas. Mención especial merece su bodega compuesta por 560 referencias nacionales e internacionales.

Posted by:Benito Guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *