Lejos de sentir esas “mariposas en el estómago” que algunas personas afirman tener antes de una primera cita, son muchos los que a la hora de la verdad, se identifican más con emociones tales como ansiedad, nervios o ganas de llorar, lo que presagia una velada más bien complicada.

Por eso, te ayudamos a que al menos, aciertes con la cena. Estos son los 7 platos (postre incluido) que debes evitar a toda costa.

Espaguetis boloñesa: por muy romántica que sea la escena de La Dama y el Vagabundo, los espaguetis salpican, hacen ruido y son difíciles de comer sin terminar llenando esa camisa blanca recién planchada de manchas de tomate.

Ensalada: aunque es una comida aparentemente inofensiva, la lechuga, semillas de sésamo y demás componentes de este saludable plato podrían acabar dejándote unos nada favorecedores restos entre los dientes. Si no quieres pasar el mal trago al verte en el espejo de los lavabos, di adiós a la ensalada.

Pan de ajo: sabemos que el pan de ajo es un manjar exquisito (y más si lo acompañas de una pizza), pero será mejor que lo limites a las cenas con amigos. Tu aliento te lo agradecerá. Y ya sabes, sin Smint no hay beso.

Tacos: evita (en la medida de lo posible) los platos que gotean y se comen con las manos, sobre todo si no quieres acabar con la barbilla llena de chipotle.  

Alitas de pollo: grasa, huesos y manchas por doquier. Las alitas son el complemento perfecto para las noches de Netflix, pero jamás las pidas en una primera cita. No hay nada menos erótico que un gran cubo de alitas de pollo.

Hamburguesas y perritos calientes: si ya no tienes 15 años, lo mejor será optar por un plato que no lleve ketchup. Seamos un poco finos.

Banana Split: se explica solo.

Posted by:Paula Tabuyo

Nunca te saltes la hora del té.