Un básico en nuestro aseo diario, su uso va más allá de un aroma que nos guste. Nos llena de sensaciones y de emociones. Y si encima te ha costado una pasta, más te vale utilizarlo bien. Pero, ¿sabes cómo perfumarte?

1. NO TE PASES CON LA CANTIDAD

Si eres de los de “voy a ponerme mucho porque luego paso todo el día fuera de casa y el olor me tiene que durar”, es muy posible que seas el temido hombre que atufa. ¿Cómo puedes saber si eres tú? Hay varias pistas. Si cuando llegas a la oficina la gente pone caras raras al verte pasar, como si aguantaran la respiración. Si en el ascensor se hace un perímetro de seguridad en torno a ti. Si tus compañeros se empeñan en tener abiertas las ventanas aunque la temperatura exterior no acompañe… ¿Lo has captado? Una media de tres o cuatro pulverizaciones es suficiente.

Noble Fig, un sofisticado perfume unisex cítrico amaderado de FERRARI (75 €).

2. TRÁTALO BIEN

Y eso quiere decir que no dejes por ahí tirado en cualquier sitio, sin la tapa etc. El perfume debe estar en un sitio con temperatura moderada (nada de meterlo en la nevera para aplacar los rigores del calor, porque se alterará la fragancia) y no expuesto a fuentes de luz y de calor. Dicho esto, en el cuarto de baño es perfecto siempre y cuando no lo pongas en la ventana a pleno sol. Acuérdate de cerrar el envase, incluso aunque tenga vaporizador.

 

Inspirada en un viaje por el Mediterráneo, Citron Citron (85€) es una fusión de cítricos, de MILLER HARRIS

3. PÓNTELO EN EL SITIO ADECUADO

Para gustos, los colores. Una buena idea es aplicarlo sobre la piel, de modo que se combine con tu propio olor corporal y así obtendrás la fragancia más personalizada posible. Es buena idea ponerlo sobre puntos “calientes”, entendiendo por tal lugares con pulso, por ejemplo el cuello, el pecho o la nuca, que con la propia temperatura activarán la fragancia y se conseguirá que huela más. Si no es un perfume en aceite, no hay problema en aplicarlo sobre la ropa, más allá de que luego haya que lavarla si eres de los que cambia de aroma, para que no se mezclen.

 

A Men Kryptomint es un eau de toilette helada con notas amaderadas (74 €), de CLARINS

4. NO TE FROTES LAS MUÑECAS

Un gesto tan repetido por hombres y mujeres que deberíamos evitar porque altera la temperatura de las moléculas y estas tienden a evaporarse de manera precoz. Y quien dice no frotar las muñecas dice no frotar ninguna otra zona donde lo pongas.

 

Kit Les Colognes: cuatro fragancias en frascos para llevar de viaje en formato de 15ml (100€), de HERMÈS

5. NUNCA EN LAS AXILAS

Jamás de los jamases. Se mezclará con el sudor y con el olor del desodorante y aquello será un horror.


Mr. Burberry es un eau de parfum cálida y sensual que se inspira en la expectación ante la noche londinense (88 €) de BURBERRY

 

Valentino Uomo Acqua, un homenaje a los aromas de un jardín italiano con mandarinas, limón y tomate verde (98 €) de VALENTINO

Posted by:A. Campos

Con permiso del maestro Saint Laurent, la belleza que mejor sienta es la pasión, pero los cosméticos son más fáciles de comprar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *