Quién le iba a decir a Bernard Bergemar que un negocio como el suyo iba a temblar, en algún momento, desde sus propios cimientos. Pornhub, la web con más contenido para adultos del mundo se decide a borrar más de la mitad de sus vídeos tras encontrarse pruebas suficientes como para determinar que muchas de estas grabaciones son de encuentros no consensuados., según un artículo de opinión de The New York Times.

Sí, lo que leen. La principal plataforma de contenido pornográfico, con más de 42.000 millones de visitas en 2019, pretende dar así carpetazo a una serie de denuncias que se han venido sucediendo a lo largo de los últimos meses en los que diferentes medios de comunicación exponían cómo Pornhub amparaba dentro de sus dominios la explotación gráfica.

El problema radica en que muchos de los usuarios que cargan/suben estos vídeos a la web no están verificados, dando así una manga ancha para que todo tipo de contenido sea volcado. Pornhub ya ha determinado que prohibirá a toda persona que no esté registrada a publicar su contenido, procediendo a la eliminación de los vídeos que hasta ahora ya lo habían hecho. Si la famosa web pornográfica contaba hace unas semanas con 8,8 millones, la criba ha hecho que ahora nos encontremos con 2,9 millones. Y todo esto después de que la compañía (MindGeek) con sede en Quebec pero registrada en Luxemburgo afirmara, en un principio, que estas acusaciones de los medios eran “irresponsables y flagrantemente falsas”. Juzguen ustedes mismos.

Pero aquí no queda poco pues sensibilizadas por las nuevas informaciones que han ido saliendo a la luz American Express, Mastercard y Visa han roto relaciones con Pornhub impidiendo que sus clientes puedan seguir usando sus tarjetas para operar en la web, siguiendo los pasos de PayPal que fue la primera en dar el golpe en la mesa. DEARs, tolerancia 0 con cualquier tipo de violación de los derechos fundmentales tanto de niños como de mujeres o de hombres y ya es hora de que los gigantes también caigan si están haciendo las cosas mal.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *