Metidos ya de pleno en las celebraciones del Orgullo, seguramente que hayas visto de qué manera todas las marcas habidas y por haber se han apuntado al carro del arcoíris más por puro marketing que por plena concienciación (habrá de todo, oigan). Una tendencia que adquiere rango de trending topic del verano pero que en el caso de marcas como Levi’s adquiere otro rollo. Y es que ellos, sí que saben lo que en este mes, en estas celebraciones y en esta lucha (que no descansa) nos seguimos jugando.

Desde hace años, la americana se ha encargado de apoyar al colectivo no por seguir la corriente o porque se lleve sino por convicción. Una firme decisión que no solo les lleva a diseñar una colección teñida de los colores de la tolerancia, de la igualdad, de la diversidad sino de marcarse una campaña con la que no busca únicamente vestirnos sino también seguir dando de qué hablar, seguir mostrando la realidad tal cual es pese a que muchos aún sigan renegando de ella o persiguiéndola.

De ahí que para este año, el perfect match está servido gracias a la colaboración con la Fundación Eddy-G, el primer hogar en España de acogida para jóvenes del colectivo LGTBQ+, de entre 18 y 30 años que han sido víctimas de maltrato, violencia familiar, bullying o cualquier otra forma de LGBTIfobia y están, además, en riesgo de exclusión social. Una fundación que desde 2016 lleva en pie de guerra para abastecer de herramientas y recursos a estos jóvenes para que se sigan desarrollando como personas, como adultos. Un apoyo que también es emocional para evitar que no se repriman y vivan su sexualidad con la mayor de las libertades sin miedo a seguir siendo tachado como enfermo o desviado.

Una aventura para la que Levi’s se alía con esta fundación que tanto bien hace en una sociedad que pese a estar orgullosa de ser abierta de mente todo es postureo porque la realidad es otra. Una colaboración que a través de prendas de lo más básico y funcional (camisetas, chaleco, chaqueta vaquera, bandana, cinturón, gorra…) y esta campaña en la que ponen sobre la mesa la idea de que tan importante es tener una familia como crearse una que elijamos nosotros y en la que poder sentirnos incluidos (se acabaron las exclusiones).

Un apoyo que se suma a los 30 años que la compañía creada en 1853 lleva comprometiéndose con el Pride, en su más alegre y solidaria representación y con su alianza con OutRight Action International, organización para la que irá a parar el íntegro de las ventas de esta colección.

Agradecidos y emocionados porque lo vuestro, Levi’s, no sea una simple campaña más sino vuestro granito en la defensa de los derechos de cualquier ser humano, tendiéndole la mano y ofreciéndole una familia que no haga sentir diferente sino bien.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *