Que unos padres no estén orgullosos de sus hijos puede resultar un poco raro pero que, además, no solo no sientan orgullo por su progenie sino que, además, se sientan avergonzados por su orientación sexual pues es un absoluto castigo… pero para ellos, porque se pierden un hijo y todo el cariño que este les pueda ofrecer. Y para ejemplo, el de Roderick.

“Médico, Gamer, Geek, Gym. Si no te veo no me acuerdo y si no me acuerdo no existes”, de este modo se define Roderick en redes sociales. Si empezáramos a hacer scrolling (desplazar hacia abajo su timeline) a través de su timeline, constataríamos que la descripción es la adecuada. Un friki, amante de los videojuegos y un verdadero apasionado del gimnasio. Aunque desde el pasado 7 de enero se ha convertido, también, en viral.

Un tweet sincero, sin filtros, tan crudo como la vida misma y tan cercano al sentir de muchos jóvenes que como él ven opacados sus logros personales y/o laborales por su condición sexual. Una incomprensión familiar sufrida por niños, adolescentes y no tan adolescentes que no cuentan (ni han contado) con el respaldo de sus progenitores, sintiéndose perdidos, sin rumbo y desamparados.

Un tweet que ya cuenta con 17,4 mil retweets y 177,4 mil me gusta y que refleja, absolutamente, la tolerancia que historias como esta provocan entre el común de los mortales que, a diferencia de la poca empatía de algunos, responden en masa a arropar al más débil, a aquellos que buscan un apoyo del que agarrarse a la vida. Tenemos aún tanto en lo que trabajar. ¡Ánimo, Roderick! Tienes nuestro apoyo. Estamos orgullosos de gente como tú.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *