Qué duda cabe de que el estilo deportivo para nuestro día a día es un éxito asegurado. Looks que salen del ámbito más estrictamente ocioso o de diversión para combinarse a la perfección con nuestros básicos estrella para nuestra vida laboral. Very, very imprescindibles frente a los que ahora se abre una nueva puerta y con ello, otro camino de posibilidades por explorar, a cual más interesante. Dears, desde ya mismo puedes vestir de New Era y no solo cubriendo tu cabeza.

Tanto si eres amante de las gorras oficiales de la cancha americana como si lo tuyo es el urban style en bucle y con verdadero acierto, estás de enhorabuena. New Era presenta su primera colección de ropa para la NBA y no podemos estar más eufóricos.

Un streetwear que evoluciona de la mano de esta marca que nos lleva acompañando desde 1920 y que con el lema Shoot your Style y un ojo puesto aún en la cancha, que tantas victorias le ha hecho ganar, introduce una serie de prendas que saben jugar en terreno ecléctico sin perder de vista a ese básico que mola y que tantos buenos y cómodos momentos nos hace pasar.

Una colección que, apostando por las bomber, las sudaderas camo con capucha y forro polar, las necesarias camisetas de manga corta, las sudaderas de cuello redondo o los pantalones de corte ajustado y bajo elástico y la consabida identidad gráfica del equipo en cuestión inundándolo todo, entra de lleno en nuestro marcador de tipo elegante y twist sportive.

Un espíritu fanático que nos inunda sin ser nosotros excesivamente hinchas en el terreno de juego pero que, para qué negarlo, nos da ese rollete molón que pretendíamos hace tiempo y que no había manera de conseguir. Prendas para mayor gloria de los LA Lakers, Boston Celtics, Golden State Warriors, Cleveland Cavaliers, Chicago Bulls y Brooklyn Nets que, durante la próxima temporada, serán las encargadas de guiar nuestros pasos sobre el asfalto. Go, go, go!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *