No sabemos qué habremos hecho mal en otra vida pero lo que sí es cierto es que el mundo se está volviendo loco y nosotros, un poco, con él. La sociedad cambia tan rápido, y muchas veces para mal, que a veces hay que pararse un solo segundo a pensar qué estamos haciendo con el lugar en el que vivimos y hasta cuándo va a durar así. Eso es lo que, más o menos, han hecho los miembros de la Academia americana del cine, a los que nos se les han caído los anillos a la hora de ponerse serios y dar un golpe en la mesa.

Y es que todos estamos siendo testigos de las enormes revueltas que en Estados Unidos están habiendo tras la muerte de George Floyd, revueltas que han avivado las maneras racistas de una sociedad “fundada” en la igualdad de oportunidades para todos y que han terminado de acabar con la paciencia de quienes, hasta ahora, miraban para otro lado.

Con la intención de apostar por una sociedad coherente en la que no tengan cabida ningún tipo de marginación o desigualdad, la Academia ha determinado unas nuevas reglas que cumplir si quieres que tu película se convierta en la mejor película del año a partir de 2024. Un órdago para todos aquellos que no crean que la inclusión y diversidad tenga que ser tenida en cuenta a la hora de premiar una cinta y que ya habría comenzado a llevar a la práctica con la decisión de que a partir de 2022 hubieran 10 películas nominadas en la categoría más esperada de la noche.

Con este giro argumental… las nuevas bases quedarían así:

  • Los nominados deben, en al menos el 30% del reparto, incluir actores de grupos “minoritarios” (desde mujeres hasta la comunidad LGBTQI+) en papeles “significativos”
  • Mantener ese mismo porcentaje en lo que respecta al equipo tras las cámaras
  • Las prácticas remuneradas deben ser una prioridad para las películas nominadas
  • Los equipos de desarrollo de la audiencia (comercialización, publicidad y distribución) también deben dar prioridad a las minorías

Y, ahora, con estas nuevas reglas del juego, ¿qué películas, de las pasadas, debían “devolver” su Oscar?

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *