Despertando de la resaca (aún) de la fiesta de Nochevieja, comenzamos a recordar la que se presupone como una de las noches más divertidas y locas del año. Seguramente creerás que la tuya fue mejor pero sentimos decirte que no, que sin saber aún los más jugosos detalles ya te podemos confirmar que nada de lo que nos cuentes superará a la de los asistentes al cotillón del Stonewall Inn en Nueva York. Madonna estuvo allí.

Sí, imaginamos que ahora te mueres de envidia malamente (trá-trá) pero es normal, nosotros también. La cantante de 60 años decidió dejar a un lado las más sofisticadas fiestas para despedir el año para plantar su culo pop (sí, ese mismo que dicen que es un implante y que tiene vida propia) en el club gay neoyorquino donde empezó toda la movida gayer allá por 1969. Una sorpresa para muchos que, una vez más, aplaudieron el apoyo de la rubia más famosa del mundo a la comunidad LGTB que tantas décadas se ha visto arropada por su cariño.

“Si verdaderamente nos miramos y, verdaderamente, nos tomamos el tiempo de conocernos los unos a los otros, nos daremos cuenta que todos sangramos de un mismo color y que todos necesitamos amar y ser amados”, defendía Madonna.

A un discurso en el que no dejó indiferente a nadie, haciendo correr rímel a granel y desaflojando algún que otro arnés, la artista también tuvo tiempo para sacar sus cuerdas vocales a pasear (para frenetismo festivo de todos) marcándose el Like a Prayer y el Can’t Help Falling in Love de Elvis, dos temazos, un solo significado y una noche que, sin duda, quedará para el recuerdo de sus más entregados fans, de los que decidieron pasar la última noche del año en el downtown y de toda una comunidad que sigue estando agradecida a Madonna por mantener su lucha y su alianza, desde el barro, viva y siempre on fire.

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *