Los nuevos tiempos que sacuden a la sociedad en materia social han provocado que lo normal ya no lo sea tanto porque ¿qué es normal y qué no? ¿Por qué tenemos que seguir encasillando a las personas porque, de no hacerlo, pueden suponernos todo un peligro? El miedo a lo desconocido o a todo aquello que se sale de nuestra zona de confort nos impide avanzar y si alguien está luchando por todo esto es el mundo de la moda que, en su empeño de apostar por la tolerancia y la apertura de mente nos hace disfrutar de momentos como lo que nos regala, por ejemplo, Pablo Erroz que más allá de querer vestir a un hombre o a una mujer, quiere que vistamos bien más allá del género que nos defina. ¿No es eso la moda?

Desde que Pablo Erroz irrumpió en nuestras vidas, todas las incógnitas se despejaron sin más. La moda está para que la vistas no para que te preguntes si hoy te sientas más masculino, más femenino o más lo que sea. Una manera de sentirla que, si añadimos, que él planea sobre las temporadas, saltándose sus normas y eliminando cualquier tipo de limite… pues nos enfrentamos a Pablo Erroz Non-Seasonal 2021, la segunda parte de este distinta manera de pensar y producir que nos deja una serie de prendas que nos pirran.

Una campaña fotografiada por Linus Morales y con Gabriella Norberg como estilista que viajaron a París para enmarcar la colección genderless (sin género) de un Erroz en, verdadero, estado de gracia. Looks elegantes de lánguidas siluetas que en colores neutros y maneras a medio camino entre la sastrería y la ropa de sport nos enamoran por completo.

Sofisticación de lo más oversize en trajes impecables de tonos muy vivos, prendas en punto con aberturas juguetonas y de lo más seductoras y prendas que traen tanta personalidad de fábrica como para que se sigan preguntando si son para chico o para chica, para hombre o para mujer. ¡Nada de géneros! ¡Moda eres tú!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *